Barkos dice que el Gobierno tiene «el derecho y el deber» de estar con la ciudadanía en el caso Altsasu

El Gobierno de Nafarroa tiene «el derecho y el deber» de expresar su discrepancia y de «acompañar a una parte importante de la ciudadanía» en la «denuncia» sobre la falta de «proporcionalidad» que advierten en la sentencia contra los jóvenes de Altsasu.

Naiz|2018/06/14 11:48|Iruzkin 1
Barkos
Barkos ha defendido la presencia del Gobierno navarro en la manifestación del sábado en apoyo a los jóvenes de Altsasu. (Jagoba MANTEROLA/FOKU)

Así lo ha asegurado la presidenta del Gobierno navarro, Uxue Barkos, en respuesta a una pregunta del PSN sobre la decisión del Gobierno de acudir a la manifestación que este sábado protestará en Iruñea contra la sentencia, convocada por los familiares de los jóvenes alsasuarras.

Barkos ha subrayado que las sentencias «se acatan y respetan, pero en democracia también se puede disentir de las mismas», como lo hace su Gobierno, «preocupado por su desproporción», ha dicho tras defender que las instituciones están «concernidas en mostrar nuestra posición cuando consideramos que se produce una reacción no ajustada a la realidad».

La primera desproporción fue la de calificar los hechos como ‘terrorismo’ por parte de a fiscalía, ha dicho, tras lamentar que hoy mismo el fiscal ha presentado un recurso contra la sentencia que insiste en «debatir de nuevo sobre un posible delito de terrorismo» en los hechos, que el primer fallo descarta.

Por todo ello, Barkos ha defendido que su Gobierno tiene «todo el derecho y todo el deber como institución de poner sobre la mesa nuestra diferencia» y también de «acompañar a una parte importante de la ciudadanía en un caso claro de denuncia en torno a un elemento básico de la justicia, a proporcionalidad».

Poco antes, la socialista María Chivite había criticado la postura del Gobierno por «tomar parte» en este asunto a favor «claramente» de los jóvenes, ha dicho tras afear este posicionamiento como Ejecutivo, aunque Barkos y su partido, Geroa Bai, puedan hacer como particular la primera y como partido el segundo.

Por ello, ha pedido un «respeto» para la separación de poderes y ha apelado a la necesidad de que el Gobierno «represente a todos los navarros, tanto a los agresores como a los agredidos», ha dicho tras señalar que la familia de una de las afectadas ha decidido abandonar Altsasu «superada por las presiones».

«Esta sociedad necesita convivencia y normalización», algo a lo que, a juicio de Chivite, no ayuda el posicionamiento del Gobierno «en un tema en el que debería ser equidistante» y en el que «fomentan la división», ha advertido.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK