La Ponencia de Autogobierno fija las bases para el Nuevo Estatus

La Ponencia de Autogobierno del Parlamento de Gasteiz ha concluido su propuesta para un Nuevo Estatus que se remitirá en setiembre a un grupo de expertos para que elaboren un texto articulado. PNV y EH Bildu han acordado que la reforma del Estatuto que se acuerde en el Parlamento de Gasteiz sea sometida a una consulta «habilitante», aunque no «jurídicamente vinculante», para que la ciudadanía se pronuncie en torno al Nuevo Estatus, como paso previo a una negociación con el Estado español.

NAIZ|2018/07/06 15:41|0 iruzkin
Ponencia
Reunión de la Ponencia de Autogobierno. (Monika DEL VALLE/FOKU)

La Ponencia de Autogobierno del Parlamento de Gasteiz ha concluido hoy su propuesta para un Nuevo Estatus que se remitirá en setiembre a un grupo de expertos para que elaboren un texto articulado, en la que se otorga carácter nacional al «sujeto político jurídico constituyente» que integran Araba, Bizkaia y Gipuzkoa.

La propuesta, a excepción del capítulo de derechos y deberes que también respalda Elkarrekin Podemos, sale de la Cámara con los apoyos de PNV y EH Bildu. EP y PSE han plasmado sus desacuerdos en votos particulares y también lo hará el PP la semana próxima. Cada uno, con sus propios matices, considera que el texto acordado no respeta el actual marco constitucional.

PNV y EH Bildu han pactado que la futura reforma del Estatuto de la CAV sea sometida, con carácter previo a su tramitación ante las Cortes españolas, a una consulta «habilitante» de la ciudadanía vasca, que jurídicamente no tendría un carácter vinculante.

Según el acuerdo al que ambos grupos han llegado en la Ponencia de Autogobierno del Parlamento, la ley estatutaria deberá ser aprobada, en primer lugar, por el Legislativo de Gasteiz para posteriormente ser sometida a una consulta ciudadana que, «aun no siendo jurídicamente vinculante, tendría un valor declarativo y habilitante esencial».

Una vez cumplido este trámite se iniciaría un proceso de negociación con el Estado para su encaje jurídico y, tras la tramitación en las Cortes españolas, si fuera aprobada la ley «se procederá a su ratificación mediante referéndum».

PSE y PP no comparten este procedimiento, mientras que Elkarrekin Podemos no lo ha rubricado porque, aunque no se opone a dicha consulta, considera que esta debería convocarse mediante un acuerdo de dos tercios del Parlamento de Gasteiz y opina que para que su resultado tuviera un valor habilitante esencial tendría que tener una participación mínima del 60% de los votantes.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK