El Gobierno español encarga nuevos estudios sobre la seguridad del pantano de Esa

El Ejecutivo español considera que los informes técnicos avalan la seguridad del recrecimiento del pantano de Esa, pero ha encargado nuevos estudios para analizar toda la información disponible relativa a esta infraestructura.

NAIZ|IRUÑEA|2018/09/12 11:44|0 iruzkin
Arp_141022_961476
Las obras del pantano de Esa, en una imagen de archivo. (Idoia ZABALETA/FOKU)

El Ministerio español para la Transición Ecológica ha anunciado que, además de encargar nuevos estudios, va a convocar una comisión de seguimiento de la seguridad y la gestión de la presa en la que estarán presentes –además del propio Ministerio y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE)– los Gobiernos de Nafarroa y Aragón, los ayuntamientos afectados, los regantes de Bardenas y las asociaciones de afectados por el recrecimiento.

Además, el Ministerio que dirige Teresa Ribera ha adelantado que tiene previsto actualizar las normas en materia de seguridad de las presas, con el objetivo de situar al Estado español al mismo nivel de países como EEUU o Portugal en esta materia.

Poco antes de conocerse la decisión del Ejecutivo de impulsar estas actuaciones, el pleno del Congreso de los Diputados rechazó una moción de Unidos Podemos en la que se pedía al Gobierno de Pedro Sánchez que se realizaran nuevos estudios sobre la seguridad del recrecimiento del pantano antes de culminar las obras.

La moción, que decayó con los votos del PSOE, PP y Ciudadanos, ponía de relieve el desajuste presupuestario de la obra, que se adjudicó en el año 2000 por 113 millones de euros pero cuyo coste final podría rondar los 442 millones.

La iniciativa de la formación morada planteaba abrir un proceso de diálogo sobre el recrecimiento y la futura gestión de la infraestructura y crear una Comisión en la que participaran el Ministerio para la Transición Ecológica, la CHE, los Gobiernos navarro y aragonés, los ayuntamientos implicados, las comunidades de regantes de Bardenas y asociaciones de afectados.

La moción planteaba también que un equipo de expertos estudiara los problemas geotécnicos de la presa y ofreciera recomendaciones, así como la necesidad de reformar la legislación vigente en materia de seguridad de presas.

En una nota de prensa, el Ministerio para la Transición Ecológica ha señalado que es una prioridad reabrir el diálogo con todas las instituciones, ayuntamientos y organizaciones sociales implicados en esta obra y que se formalizará con la creación de una comisión «que garantice la transparencia en el seguimiento de la misma con la participación de todos los actores afectados».

En la nota, el Miteco recuerda que a pesar de que los informes técnicos avalan la seguridad de la infraestructura se va a consultar con expertos solventes todas las medidas que se deben poner en marcha para reforzar la seguridad de la presa.

En esa línea, el Ministerio ha encargado al Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos analizar toda la información disponible sobre la seguridad de las obras de recrecimiento de Esa.

Ese órgano evaluará una veintena de informes elaborados por diferentes administraciones, universidades y empresas y los proyectos de actuación ejecutados o que se van a ejecutar para incrementar la seguridad de la infraestructura.

El Ministerio ha recordado que el pantano de Esa ya ha demostrado en varios episodios de fuertes lluvias la capacidad que tiene de paliar los efectos de las crecidas del río Ebro aguas abajo, «y más si cabe después de las actuaciones de emergencia para la estabilización de laderas tras los deslizamientos de tierras ocurridos en 2013».