Los trabajadores de La Naval urgen a evitar el cierre y advierten de que «queda poco tiempo»

Una manifestación ha recorrido las calles de Bilbo para apoyar a los trabajadores de La Naval para evitar el cierre del astillero de Sestao, una movilización en la que el comité de empresa ha reiterado la necesidad de que se impliquen las administraciones públicas y ha advertido de que «queda poco tiempo». Además, han pedido a los Gobiernos español y de Lakua que «compren el astillero, como lo haría cualquier inversor privado».

NAIZ|BILBO|2018/12/01 19:26|0 iruzkin
Naval-bilbo
La manifestación por La Naval ha recorrido la Gran Vía de Bilbo y ha concluido en la plaza del Arriaga. (Monika DEL VALE/FOKU)

El secretario del comité de empresa de La Naval, Juanjo Llordén, ha sido el encargado de leer el comunicado con el que ha concluido la manifestación celebrada en Bilbo para reclamar soluciones para el astillero, en proceso de quiebra concursal desde hace un año, que evite su cierre y el despido de sus 177 trabajadores.

Jordén ha recalcado en su intervención que «no estamos aquí pidiendo ayudas», sino que demandan «un nuevo proyecto industrial para el astillero que incluya un plan de viabilidad» y su compra por los gobiernos español y de Lakua.

En declaraciones a los medios antes de iniciar la marcha, Jordén, ha revelado que, a partir del próximo 7 de diciembre, según el Plan de Liquidación del astillero, «cualquiera de los dos gobiernos puede hacer una oferta, comprarlo con un inversor privado de acompañamiento y un plan de viabilidad».

«De esta forma –ha agregado–, sería perfectamente posible salvar unos 3.000 puestos de trabajo en la Margen Izquierda».

En el comunicado final, el comité de empresa también ha considerado que «el inversor privado del que hablan los gobiernos, aparecerá cuando el astillero este cerrado y nosotros en la calle, con lo que podrá hacer con él lo que quiera».

Han insistido en que si ambos gobiernos «de verdad quieren salvar La Naval, hoy tendrían que estar buscando carga de trabajo» que, junto con la finalización de la draga que construían para el armador neerlandés Van Oord, «daría credibilidad al plan de viabilidad para el astillero».

Los representantes de la plantilla también ha criticado que «a día de hoy no sepamos que ha hecho» la ministra española de Industria, Reyes Maroto, quien en una reunión con el comité hace 18 días se comprometió a crear una mesa de negociación y buscar alternativas para el astillero.

Esto, a su juicio, «demuestra muy poco interés» en salvar el astillero por parte de la responsable de Industria.

Y mientras tanto, «corre el plazo para aprobarse el ERE de extinción de la plantilla y, en 20 días, estaremos todos despedidos», han advertido.

La manifestación, convocada por el comité de empresa y apoyada por diversos agentes políticos, sociales y sindicales ha discurrido por la Gran Vía de Bilbo hasta concluir en la plaza del Teatro Arriaga.

Tras una pancarta con el lema ‘La Naval ez itxi. Por el empleo en Ezkerraldea’, los manifestantes han coreado distintas consignas contra el cierre del astillero, reclamando la implicación de los gobiernos para evitar su cierre definitivo.

En la marcha han participado distintos dirigentes políticos como el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi; el secretario general de Podemos Euskadi, Lander Martínez; el secretario de Movimiento Popular de Podemos, Rafa Mayoral; la secretaria general del PP, Amaya Fernández, el parlamentario del PSE, Jose Antonio Pastor, y el alcalde de Sestao, el jeltzale Josu bergara, entre otros.