Las derechas suman mayoría absoluta en Andalucía con fuerte irrupción de Vox

PP, Ciudadanos y Vox suman en las elecciones andaluzas 59 escaños, cuatro más que la mayoría absoluta, mientras que el PSOE se derrumba hasta los 33 diputados, el peor resultado de su historia. En las primeras reacciones nadie ponía en duda que el nuevo Gobierno de Andalucía pudiera contar con el apoyo expreso de la ultraderecha.

NAIZ|2018/12/02 20:20|30 iruzkin
Vox
Simpatizantes de Vox celebran los resultados electorales. (NAIZ.EUS)

El PSOE ha ganado las elecciones andaluzas con el 27,95% de los votos y 33 escaños, cifra que supone que Susana Díaz va a cosechar 14 escaños menos que los 47 parlamentarios obtenidos en los comicios de 2015.

Según el escrutinio –al 99,92%–, el PP consigue 26 diputados –siete menos que los 33 obtenidos en las pasadas elecciones andaluzas– y el 20,75% de los votos. Ciudadanos alcanza los 21 escaños en el Parlamento andaluz –doce más que los nueve logrados en marzo de 2015–, con un respaldo del 18,27% de los sufragios.

Andalucia Adelante obtiene 17 escaños con un apoyo del 16,18% frente a los 20 parlamentarios que sumaron hace cerca de cuatro años Podemos e IU, que ahora concurren en coalición.

Por su parte, Vox protagoniza la gran sorpresa al irrumpir con fuerza en la Cámara andaluza con doce escaños tras lograr el 10,97% de los votos. La ultraderecha decanta ahora mismo la balanza, pues parece que el resto de las derechas darán por bueno su apoyo.

La participación en las urnas ha alcanzado el 58,65%, cuantro puntos menos que en 2015.

Las elecciones han puesto de manifiesto un giro histórico a la derecha en esta comunidad autonómica y un retroceso de la izquierda, que pierde cerca de 13 puntos en su conjunto y 17 escaños, cediendo la preeminencia a la derecha que ha registrado unos resultados históricos a pesar de presentarse divida en tres partidos. La suma de PP, Ciudadanos y Vox se acerca al 50 por ciento, el 49,99%.

Díaz y Rodríguez llaman a parar a la extrema derecha

En su primera comparecencia tras conocer los resultados, la candidata del PSOE, Susana Díaz, ha llamado a todos los partidos a parar a la extrema derecha y ha instado al PP y Cs a que digan si Vox será la «llave» para entrar en el gobierno.

Tras subrayar que el PSOE ha sido el partido más votado, que ha vencido por siete puntos de diferencia al segundo (PP) y que ha ganado en siete de las ocho provincias, ha hecho un llamamiento a PP y Cs para «parar a Vox» y ha avanzado que a partir de hoy contactará con los partidos.

En términos parecidos se ha pronunciado la candidata de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, que se ha marcado el reto de «parar y hacerle frente a la extrema derecha» para lo que ha apelado a «ecuperar el sentido común del 15M».

El PP y Cs se postulan

Por su parte, el candidato del PP, Juanma Moreno, ha anunciado que se presentará a la investidura como presidente del Gobierno andaluz y ha hecho un llamamiento «a todas las fuerzas que quieren un cambio» para negociar un acuerdo: «Han acabado cuarenta años de hegemonía socialista en Andalucía», ha sentenciado.

El liderazgo del próximo Gobierno andaluz lo ha reclamado también el candidato de Ciudadanos, Juan Marín, que ha comparecido ante los periodistas junto al presidente de esta formación, Albert Rivera. Con 12 escaños, doce más que en 2015, la formación naranja ha reclamado el apoyo de otros partidos para «encabezar el cambio» tras subrayar que durante los últimos tres años han sido «responsables» y han permitido que haya gobierno también en muchas comunidades «porque pensó más en España que en su partido».

Vox: «La reconquista»

Por su parte, el candidato de Vox, Francisco Serrano, ha dicho que su partido va a ser «el que va a propiciar el cambio en Andalucía», lo que ha definido como «la reconquista».



ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK