Martxoak 3 presentará una denuncia ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU

La asociación Martxoak 3 ha anunciado que presentará una denuncia ante el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Asimismo, ha señalado que el hecho de qu el Ayuntamiento gasteiztarra haya declarado «persona non grata» a Marín Villa «es una victoria simbólica, conseguida gracias al compromiso y a la solidaridad de todo el pueblo de Gasteiz».

naiz|Gasteiz|2019/02/27
Martxoak3
Martxoak 3 ha anunciado en Gasteiz que presentará una denuncia ante el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. (Endika PORTILLO / FOKU)

La Asociación de Víctimas 3 de Marzo – Martxoak 3 ha valorado la decisión del Ayuntamiento de Gasteiz de declarar «persona non grata» al exministro franquista Rodolfo Martín Villa y ha apuntado que «es una gran victoria para todas las personas que luchamos contra la impunidad».

«Mientras en los tribunales se nos niega el derecho a la Justicia, esto demuestra que en el resto de frentes se puede seguir avanzando. Es una victoria simbólica, conseguida gracias al compromiso y a la solidaridad de todo el pueblo de Gasteiz que lleva 43 años denunciando la masacre», han resaltado. Asimismo, han valorado el trabajo de denuncia y movilización que se ha hecho durante todos estos años.

En el contexto del aniversario de este domingo, la asociación ha querido mostrar su adhesión pública a la iniciativa Memoria Gara. «Nos sumamos a la demanda que ya se ha extendido por toda la ciudad. La iglesia de San Francisco tiene que ser un espacio de memoria y derechos humanos». Por ello, han reclamado a las instituciones «que se impliquen» y que acuerden con el obispado de Gasteiz la fórmula correspondiente para poder desarrollar este proyecto «tan necesario».

En relación con las querellas criminales interpuestas por el Ayuntamiento de Gasteiz, Juntas Generales de Araba y Diputación Foral, se ha agotado la vía judicial interna, incluido el Tribunal Constitucional. Ante esta situación, la asociación ha anunciado que presentará una denuncia ante el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. «No descansaremos hasta que sean reconocidos de forma efectiva los derechos que asisten a todas las personas que sufrieron gravísimas violaciones de derechos humanos durante el 3 de marzo de 1976».

En ese camino, han hecho un llamamiento a la ciudadanía a seguir reclamando «justicia social, derechos y libertades por la dignidad de todas las personas».