La mala gestión de la crisis del fraude de la OPE hace dimitir al consejero Jon Darpón

El consejero de Salud, Jon Darpón, ha presentado su «dimisión irrevocable» al lehendakari, que la ha aceptado. En la nota de anuncio se hace mención a la reprobación que el próximo 21 de marzo iba a aprobar el Parlamento de Gasteiz, pero cuando ese dato ya se conocía el consejero aseguró que seguiría en su puesto «mientras el lehendakari me lo permita». La actual directora de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitarias, Nekane Murga, será su sustituta.

@gara_iiriondo|2019/03/14 12:50|18 iruzkin
Darpon
El consejero Darpón, durante una comparecencia en comisión parlamentaria. (Raul BOGAJO/FOKU)

La mala gestión de la crisis del fraude en la OPE de Osakidetza ha obligado finalmente a dimitir al consejero de Salud, Jon Darpón. La nota hecha pública por el Departamento no hace mención a los motivos por los que el consejero «ha presentado su dimisión irrevocable y el lehendakari la ha aceptado». Se apunta, únicamente, que «la actual coyuntura política y la confirmación de la presentación de una proposición no de ley de reprobación el próximo 21 de marzo, ha condicionado la decisión de presentar la dimisión».

Sin embargo, el pasado 26 de febrero, cuando ya se conocía que el consejero iba a ser reprobado en el Parlamento, el propio Jon Darpón afirmó de forma tajante que seguiría en su cargo «mientras el lehendakari me lo permita». Preguntado por NAIZ sobre la posibilidad de dimitir antes de que llegara el pleno del 21 de marzo, respondió que «no hablo de intenciones».

Este mismo mediodía, cuando acabe el pleno parlamentario, el lehendakari leerá una declaración y anunciará el nombre de la sustituta o sustituto de Jon Darpón.

En junio del pasado año se denunciaron irregularidades en determinadas especialidades médicas de la OPE de Osakidetza, con evidencias y denuncias de que se habían producido filtraciones de pruebas. El consejero Darpón respondió inicialmente con arrogancia, negando esa posibilidad y con malas formas tanto en las ruedas de prensa como en las comparecencias parlamentarias.

Pero las evidencias eran cada vez más claras y los sindicatos y los grupos de la oposición empezaron a exigir responsabilidades. Cuando el Parlamento iba a aprobar la creación de una comisión de investigación, el Departamento de Salud ofrecía el sacrificio de la dimisión de la directora general de Osakidetza, María Jesús Múgica, a la que luego siguió el responsable de Recursos Humanos, Juan Carlos Soto. Estas dos dimisiones contentaron al PP, lo que evitó que se aprobara la creación de la comisión de investigación.

El 18 de febrero se conoció que la fiscalía veía indicios de delito en la OPE y llamaba como investigados a tres jefes médicos miembros de tribunales donde se cree que hubo filtración de los exámenes. La fiscal jefe dejaba abierta la puerta a la petición de más responsabilidades.

La intervención de la fiscalía hizo que los grupos de la oposición volvieran a exigir la dimisión o el cese del consejero, y se presentara en el Parlamento la propuesta de reprobación e inhabilitación.

Tanto el lehendakari como el conjunto del Gobierno han mostrado en todo momento su apoyo y confianza al consejero, lo que Ion Darpón ha agradecido en la nota en la que se hace pública su dimisión. El portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, y hasta la cabeza más visible del PSE en el Gabinete, Iñaki Arriola, recordaron que la reprobación no obliga ni a la dimisión ni al cese de nadie. Sin embargo, ni Urkullu ni el PNV se han arriesgado a afrontar un inminente ciclo electoral con semejante lastre.

Nekane Murga, la sustituta

La actual directora de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitarias, Nekane Murga, será la nueva consejera de Salud. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado este nuevo nombramiento en una comparecencia sin preguntas en la sala de prensa del Parlamento de Gasteiz, donde se ha celebrado el pleno semanal.

Es licenciada en Medicina y Cirugía por la UPV-EHU y ejerció como especialista en Cardiología en el Hospital Universitario de Basurto entre 1993 y 2012, donde fue jefa de sección, y como profesora asociada en la facultad de Medicina.

Murga, que fue presidenta de la Sección de Cardiología Clínica de la Sociedad Española de Cardiología entre 2007 y 2011, es desde 2016 la coordinadora del grupo de trabajo ‘Mujeres en Cardiología’.

En una breve declaración, Urkullu ha subrayado que la labor de Darpón al frente del Departamento ha sido «intachable» y le ha agradecido de corazón su «trabajo y dedicación». «Es difícil encontrar más honestidad en el ejercicio de una responsabilidad pública que la demostrada por Darpón», ha destacado el lehendakari, quien ha hecho públicos su «afecto, respeto y consideración» hacia él.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK

Una nueva aportación llega de la mano de la licenciada en Ciencias de la Información, Concha Aretxaga, en la que defiende el carácter público de EiTB como garantía de información veraz y contenidos de calidad. No obstante, también plantea cambios relacionados con la gobernanza del ente público.

UNA EiTB EN LA QUE QUEPAMOS TODAS Y TODOS
Concha ARETXAGA