La Juntas Generales de Gipuzkoa instan a París a excarcelar a Ibon Fernandez Iradi

La comisión de Derechos Humanos de las Juntas Generales de Gipuzkoa ha instado por unanimidad, con la ausencia del PP, al Gobierno francés a excarcelar al preso político vasco Ibon Fernandez Iradi, enfermo de esclerosis múltiple.

naiz|DONOSTIA|2019/03/15 11:35
Susper
Familiares de Fernandez Iradi y representantes de Sare, durante la sesión de hoy en las Juntas Generales de Gipuzkoa. (Jon URBE / FOKU)

Todos los representantes de los grupos presentes en la comisión de Derechos Humanos de las Juntas Generales de Gipuzkoa, a la que han asistido también la madre y la pareja de Ibon Fernandez Iradi, han apoyado una propuesta de resolución para posibilitar la salida de prisión del preso político vasco, presentada por PNV, PSE, EH Bildu y Podemos.

El preso donostiarra fue detenido en Mont de Marsans en 2003 y actualmente está recluido en la cárcel de Lanenemezan. En 2016 el tribunal de Apelación de París rechazó la petición de suspender las penas por la esclerosis múltiple que le fue diagnosticada en 2013.

El texto aprobado este viernes insta a las autoridades francesas a «que consideren la legislación en vigor y los estándares internacionales» para posibilitar la excarcelación de presos con enfermedades graves e incurables, «como es el caso de Fernandez Iradi, por motivos humanitarios y de dignida».

Asimismo solicitan al Ejecutivo de París que proteja el «respeto de los derechos a la vida, a la seguridad y a la salud de toda la población reclusa», dado que los poderes públicos «deben tener especial sensibilidad con los principios que deben regir la política penitenciaria». El acuerdo será trasladado al tribunal de Apelación de París, al juez para la aplicación de las penas y al ministro del Interior francés.

El grupo del PNV ha agradecido el «amplio consenso» logrado y ha destacado que este caso, «como muchos otros», tiene relación con la «dignidad».

Desde el grupo del PSE, su portavoz Aitor González ha indicado que «existen razones humanitarias acreditadas y más que suficientes para el traslado y la excarcelación» del preso donostiarra, mientras el representante de Podemos, Imanol Gude, ha remarcado que se trata de la defensa de los derechos humanos, «algo que todos los grupos, independientemente de la ideología, deben apoyar».

En el mismo sentido se ha manifestado el grupo de EH Bildu, que ha incidido en que «corresponde a las instituciones defender los derechos humanos» y ha considerado que deberían «darse pasos reales para que los presos enfermos puedan estar en libertad».

El portavoz de Sare, Inaxio Oiartzabal, ha señalado que el apoyo de la comisión es un «un paso más en la construcción de los consensos» sobre los presos con enfermedades graves y para que los reclusos no sean liberados «cuando no hay vuelta atrás como fue el caso de Oier Gómez y Juan Mari Marizkurrena».

Oiartzabal ha remarcado que los reclusos «tienen derecho a ser curados o ser tratados debidamente de su enfermedad».

La pareja de Fernandez, Ainara Fresneda, ha explicado que su estado de salud se ha complicado en los últimos meses debido a una gastroenteritis y una gripe, unas afecciones que «agravan los síntomas de la esclerosis» que padece desde hace 8 años, aunque la dolencia le fue diagnosticada dos años después.