El Alavés sigue vivo gracias a un decepcionante Athletic (1-1)

El Alavés mantiene vivas sus esperanzas europeas gracias a su solvencia hoy en San Mamés y la triste figura de un Athletic al que esta vez no le ha salvado ninguna flor como en Leganés. Decepcionantes los bilbainos durante los noventa minutos y muy serios los babazorros, que incluso han podido sentenciar al final del choque. La indiferencia de la grada tras el pitido final, sintomática.

@gara_jvivanco|2019/04/27
Int20190427026100
«LaOtxoa» recibió el homenaje de la ICHH y de San Mamés. (Marisol RAMIREZ/FOKU)

Este Athletic está pidiendo a gritos el final de la temporada. El esfuerzo titánico para salir del pozo y estar peleando por Europa le está pasando factura, sobre todo porque sus argumentos futbolísticos son, muchas veces, tan básicos, que en partidos como el de esta mañana en San Mamés no le da para superar a un rival bien plantado y serio. Un Alavés mucho más cómodo que los rivales, solvente, juntito, que se ha repuesto rápido del gol bilbaino cerca del final de la primera mitad y que ha acabado casi mejor, incluso con alguna opcion de llevarse el partido. Al final, reparto de puntos que deja satisfechos y vivos a los gasteiztarras y, seguro, decepcionados a los bilbainos que esperaban certificar hoy su clasificación continental. Toca seguir remando.

Gaizka Garitano ha dado entrada a Muniain y, sorpresa, a Susaeta en el once inicial para medirse a un Alavés en el que Abelardo ha planteado un 4-4-2 que se la ha atragantado y de qué manera a los leones. Con tanto en juego, el más listo ha sido el equipo babazorro, el que mejor y más rápido se ha adaptado al encuentro. Sin dejar espacios a los locales y metiendo el miedo en el cuerpo cuando estos se lo han puesto en bandeja con sus errores, bien han podido los alaveses anticipar la festividad de San Prudencio cobrando ventaja en el marcador.

Primero ha sido Jony, en el minuto 8, el que ha rematado al palo ante la salida de Iago, tras aprovechar el Alavés un grueso error de Williams en la salida de balón. La segunda ocasión ha tenido que esperar al minuto 22, cuando Borja Bastón no ha certado a conectar un centro lateral que llevaba el matasellos del gol. Mientras, el Athletic ha seguido a lo suyo, sin saber cómo hincarle el diente a un Alavés bien pertrechado atrás y amenazando cualquier errata rojiblanca. Otro partido más en la oficina de este Athletic justito de juego pero empecinado en sacar adelante partidos como el de esta matinal.

El juego ha seguido atrapado en la espesura, sin brillo, anodino, y cuando los minutos de la primera mitad corrían sin noticias, ha llegado, en el minuto 40, el chispazo de Beñat. De todos los jugadores con más de diez goles de falta directa en La Liga en los últimos 20 años, ninguno tiene mejor porcentaje de efectividad que el vizcaino (11.3%). Pues lanzamiento directo y magistral de falta que se ha colado como un obús en la meta de Pacheco. No anotaba el de Igorre en Liga desde hacía casi dos años y medio (Athletic 3-1 Eibar). Setenta partidos después. Pero poco ha durado la alegría en casa del pobre. Sobre la bocina, jugada emburallada en el area bilbaina tras una falta que Iago ha despejado, y el posterior remate desde la frontal ha acabado con Bastón enviando el balón a la red después de que al guardameta se le escurriera de las manos. El VAR ha certificado el gol a pesar de las protestas locales por fuera de juego previo del autor del tanto.

Obligado, el Athletic ha dado un paso al frente y ha apretado a vuelta de vestuarios pero sin hallar premio ante un rocoso Alavés. Garitano ha dado entrada a Córdoba en el 59 por un Susaeta poco efectivo y que ha sido despedido con una ovación por San Mamés. El de Eibar está ante sus últimos minutos con la camiseta rojiblanca. Poco o nada ha cambiado el devenir del choque. Ni con Kodro saliendo a falta de quince minutos ni Aduriz, ojo, a falta de dos... Mientras la grada se ha desgañitado con las decisiones de un ‘jueguen, jueguen’ Gil Manzano, ha seguido sin pasar nada de nada que beneficiara los intereses del Athletic y sí los de un Alavés que ha tenido la osadía de incluso ir a por los tres puntos en el tramo final del duelo.

Loable la decisión de Abelardo. La salida de Inui ha revolucionado por un momento el choque y a centro suyo Wakaso ha tenido un doble remate que San José e Iñigo Martinez han sacado en el área pequeña. Por parte bilbaina, un par de semiremates de Williams, nada acertado. No ha habido tiempo para más porque no había nada más que ofrecer. Los dos siguen vivos en sus aspiraciones europeas, aunque las sensaciones de ambos para nada serán iguales tras lo visto hoy.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK