Aramendia y Zugarrondo dejan el balonmano por incompatibilidad

Leire Aramendia y Maite Zugarrondo han anunciado que no continuarán en el Super Amara Bera Bera la próxima temporada y han precisado que también dejarán la práctica del balonmano por distintas razones.

Ane URKIRI|Donostia|2019/05/17 12:45
Aramendia_zugarrondo_bidebieta
Aramendia y Zugarrondo han comparecido ante los medios en Bidebieta.(Jon URBE / FOKU)

«No es la noticia que queríamos dar, pero Aramendia y Zugarrondo no continuarán la próxima temporada». De esta forma ha anunciado la noticia la responsable del equipo, Tati Garmendia, para luego dejar explayarse a ambas protagonistas.

Aramendia, que acaba de terminar sus estudios de bioquímica, ha sido concisa y ha subrayado que «su profesión y el deporte del máximo nivel no son compatibles». La extremo de 26 años lo tenía claro desde hace meses, incluso desde que empezó a jugar en la máxima categoría del balonmano hace ya ocho años. «Tenía claro que mi prioridad iba a ser mi carrera de bioquímica y es una decisión que no tiene nada que ver con la lesión», ha aclarado. «Cuando llegas a cierto nivel de exigencia, es incompatible y quiero estar al 100% en mi trabajo», ha añadido.

Ha reconocido que Bera Bera ha sido «la sorpresa de mi carrera deportiva». Llegó al club donostiarra hace tres temporadas y la de Lerín, que tenía como referente a Itxako, ha ganado todo con el equipo que «más se puede parecer al Itxako de aquella época». «He hecho todo lo que quería como jugadora del balonmano y ahora quiero hacer otra cosa», ha insistido.

«Difícil conciliar»

La que ha tomado otra difícil solución ha sido Maite Zugarrondo, que incluso ha anunciado de forma pública la razón que le ha llevado a dejar el Bera Bera y la práctica del balonmano: «Tengo en acogida a mis dos sobrinos y se me hace difícil conciliar todo. Voy a buscar un futuro y una estabilidad para ellos en Iruñea».

Emocionada, la portera que llegó a Donostia hace cinco temporadas, ha querido agradecer «a todo el mundo»; a sus compañeras que se han convertido en «tías» y al club por haber empatizado con su situación. Además, ha recordado que la ocasión de acoger a sus sobrinos le llegó hace dos temporadas y que luego le coincidió con la ‘pericarditis’, enfermedad que le apartó de las canchas durante varios meses.

Está segura con la decisión que ha tomado: «Tengo confianza y lo que venga será para sumar. Ahora somos tres hinchas más del Bera Bera». «Me quedo con el recuerdo de retirarme en un club como el Bera Bera, que es un claro ejemplo de que prima más la persona. Da valor a las jugadoras y lucha por ellas», ha querido añadir Zugarrondo, en forma de agradecimiento.

Último partido en Bidebieta

Este sábado Bera Bera disputará su último partido como local y el club aprovechará para homenajear a las jugadoras que causarán baja de cara a la próxima temporada. Ante este reconocimiento, Zugarrondo ha indicado, entre risas, que con le aplaudan estará satisfecha.

Bera Bera recibirá al Liberbank Gijón a las 16.00 y Rocasa y Aula Valladolid se enfrentarán a la misma hora en el pabellón Huerta del Rey. Las donostiarras deberán ganar al conjunto asturiano y esperar a que fallen las canarias para así poder alcanzar el liderato. «Primero tenemos que ganar. Porque si no ganamos y el Rocasa falla, sería imperdonable», ha asegurado Imanol Álvarez que considera clave esta penúltima jornada.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK