Entregan más de un millón de firmas en el Congreso para pedir la despenalización de la eutanasia

Tres iniciativas populares han entregado este viernes en el Congreso de los Diputados más de un millón de firmas, recogidas a través de la plataforma Change.org, para reclamar la despenalización de la eutanasia y apoyar a Angel Hernández, investigado por ayudar a morir a su pareja, María José Carrasco, que sufría esclerosis múltiple y quería acabar con su vida.

naiz|Madrid|2019/07/12 15:14
Gpscongreso
Tres iniciativas populares han entregado en el Congreso más de un millón de firmas para despenalizar la eutanasia. (@gpscongreso)

«Se tiene que aprobar cuanto antes porque el sufrimiento está ahí y las familias no pueden aguantar más. Hasta que no se apruebe la despenalización de la eutanasia seré la mosca cojonera de los políticos. Hay muchos 'Angeles' y 'María Josés' por ahí que están pasando por esta situación», ha reivindicado en declaraciones a los medios Angel Hernández frente a las puertas del Congreso.

En este sentido, ha recordado que «la mayoría» de la sociedad está a favor de regular la eutanasia, «incluso los parlamentarios y la Mesa del Congreso, de mayoría progresista». «La Ley tiene que salir por narices», ha insistido, pidiendo a continuación a los políticos que desbloqueen la investidura de un presidente del Gobierno para iniciar los trámites cuanto antes.

En el mismo sentido se han pronunciado Marcos Ariel Hourmann, primer médico condenado por practicar eutanasia en el Estado español; el hijo de Maribel Tellaetxe, que vivió sus últimos 12 años de vida con Alzheimer y falleció el pasado mes de marzo tras años reclamando una muerte digna; y la mujer de Luis de Marcos, enfermo de EM en agosto de 2017 y denunció las «crueles leyes» que le hacían soportar un «ensañamiento terapéutico cruel».

El hijo de Maribel Tellaetxe ha lamentado el «inmovilismo» y la «falta de competencia» de los políticos, y ha hecho un llamamiento: «Nosotros hicimos nuestro trabajo hace dos meses y medio con nuestro voto, es hora de que ellos hagan el suyo. Su trabajo es constituir un Gobierno que legisle por la calidad de vida de los ciudadanos y respetar nuestros derechos y libertades individuales. Pedimos que nos permitan decidir cómo, cuándo y por qué queremos dejar de vivir. Pedimos que nos dejen vivir y morir en paz».

Además, también se ha referido a la investigación de Angel Hernández en un juzgado de violencia sobre la mujer por ayudar a morir a su esposa. «En este país, los desahucios, la pobreza energética, las listas de espera y los recortes en sanidad matan y son legales. Pero a Angel, por mimar, amar, cuidar y liberar a su esposa de un sufrimiento, le juzgan en el mismo juzgado que las personas que asesinan a las mujeres», ha criticado.

Por su parte, la mujer de Luis de Marcos, Asun Gómez-Bueno, ha querido recordar a los políticos que «la vida y la muerte están por encima de ideologías». «Por favor, que piensen en la sociedad como personas, no como escaños. Lo único que pedimos es que quien quiera poner fin a su vida lo pueda hacer libremente, porque amamos la vida», ha insistido.