La FARC denuncia que 400 exguerrilleros siguen presos pese a la Ley de Amnistía

La FARC ha denunciado que cerca de 400 excombatientes siguen en prisión a pesar de la Ley de Amnistía y de que fueron incluidos en la lista de elaborada por la guerrilla de sus integrantes detenidos antes de la firma de los acuerdos de paz en La Habana.

NAIZ|2019/07/23 22:15
Presos
La FARC reclama la excarcelación de cerca de 400 exguerrilleros que continúan en prisión. (@CABLENOTICIAS)

El partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) ha explicado en un comunicado que cerca de 400 exguerrilleros siguen en prisión a pesar de la Ley de Amnistía. De esos más de 400 prisioneros, 185 ya fueron acreditados por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, ha señalado.

La Ley de Amnistía fue aprobada el 28 de diciembre de 2016 y recoge el perdón jurídico para todos los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), excepto a los que hayan cometido delitos graves recogidos en el Estatuto de Roma, como los de lesa humanidad, abusos sexuales o reclutamiento de menores, entre otros.

Algunos de los guerrilleros presos anunciaron a finales de junio una huelga de hambre para presionar por su liberación al amparo de la Ley de Amnistía.

En julio de 2017 la Misión de la ONU ya pidió al Gobierno colombiano que solucione la situación de los miembros de las FARC beneficiarios de la amnistía que permanecen en prisión y advirtió de que la demora «socava» la aplicación de la paz.

En este sentido, el partido FARC ha asegurado en su denuncia que la elaboración de las listas de los exmilitantes de la guerrilla antes de dejar las armas, que no solo incluyen a combatientes, fueron elaboradas «a pesar de ser una organización irregular y las difíciles dinámicas carcelarias». Con todo ello, considera que hicieron «un único listado» con «el mayor profesionalismo».

De quienes siguen presos, afirma que hay quienes están «en críticos estados de salud sin contar con una ruta expedita que garantice su derecho a la libertad y la reincorporación».

E insta «al cumplimiento de lo acordado por las partes" en las negociaciones de paz «sin dilación ni mensajes de incumplimientos».

En sustitución de Iván Márquez

También hoy, el integrante de la FARC Israel Zúñiga, conocido como «Benkos Biohó», ha asumido el puesto de senador que perdió por decreto del Consejo de Estado Luciano Marín, «Iván Márquez», jefe negociador de la delegación de la guerrilla en La Habana y hoy en paradero desconocido.

En el sencillo acto, el presidente del Senado, Lidio García Turbay, le ha dado la bienvenida a la Cámara Alta que, ha recordado, es «el escenario de la democracia en Colombia», por lo que están obligados a trabajar «fielmente» por su tierra y el pueblo colombiano.

Tras asumir el cargo, Zúñiga ha afirmado que será «una voz más en la construcción de los sueños del pueblo colombiano que no anhela una cosa diferente que la posibilidad de construir la paz» que permita al país «trascender la larga noche de violencia» que considera que han «padecido como nación».