Gibraltar libera al petrolero iraní retenido a pesar del intento de EEUU de impedirlo

Gibraltar ha liberado al petrolero iraní retenido desde el 4 de julio y a su tripulación a pesar de que en el último momento Estados Unidos ha tratado de impedirlo reclamando a las autoridades gibraltareñas que prolongaran la detención.

NAIZ|2019/08/15 18:59
Gibraltar-iran
Imagen del petrolero iraní Grace 1, en aguas de Gibraltar. (Jorge GUERRERO/AFP)

La Corte Suprema de Gibraltar ha decidido este jueves liberar al petrolero iraní Grace 1, que estaba retenido en el Peñón desde el pasado 4 de julio, tras recibir las autoridades gibraltareñas por parte de Irán la garantía de que el crudo que transporta no será desembarcado en Siria.

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha informado de la liberación del petrolero y ha asegurado que había pruebas de que en el momento de su detención el Grace 1 estaba llevando su carga, de 2,1 millones de barriles de petroleo, propiedad de la Compañía Nacional de Petroleo de Irán, a la refinería de Baniyas en Siria.

Esto supondría infringir las sanciones impuestas por la Unión Europea a Siria, lo que Teherán ha negado.

Picardo ha explicado que en las últimas semanas ha mantenido reuniones y conversaciones con representantes de la República de Irán para «tratar de disminuir la tensión» y facilitar la liberación del petrolero «de conformidad con la cumplimentación de todos los requisitos legales».

El 13 de agosto, indica el ministro principal, recibió por escrito una garantía de la República de Irán de que «de ser liberado, el destino del Grace 1 no sería una entidad sujeta a sanciones de la Unión Europea», así como una solicitud pidiendo la liberación del petrolero.

Al considerar Picardo que con estas garantías ya no existen «motivos razonables» para la detención del buque, este jueves ha retirado los cargos, lo que ha motivado que la Corte Suprema de Gibraltar haya decidido liberarlo.

Unas horas antes, cuatro de los tripulantes del Grace 1, entre ellos el capitán, que habían sido detenidos el 11 de julio, también han sido liberados.

Esta decisión se ha visto obstaculizada en el último momento por las alegaciones presentadas por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que había solicitado que se iniciara un nuevo procedimiento legal para que el petrolero continuara detenido.

«Intento de piratería»

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, ha denunciado el «intento de piratería» de Estados Unidos. «Al haber fracasado en lograr sus objetivos a través de su terrorismo económico (...) EEUU intentó abusar del sistema legal para robar nuestra propiedad en alta mar», ha señalado Zarif en Twitter.

El jefe de la diplomacia iraní ha añadido que «este intento de piratería es indicativo del desprecio de la Administración de (el presidente de Estados Unidos, Donald) Trump por la ley».

Al respecto, el embajador iraní en Londres, Hamid Baeidineyad, ha indicado que EEUU intentó «hasta el último minuto» evitar la liberación del buque pero sufrió «una humillante derrota»

En respuesta a la detención del Grace 1, la Guardia Revolucionaria iraní capturó el pasado 19 de julio en el estrecho de Ormuz el petrolero de bandera británica Stena Impero, al que acusó de violar las normas de navegación, algo que Londres y la naviera niegan.

Estos incidentes han elevado la tensión en el golfo Pérsico, donde desde mayo se han registrado ataques a petroleros y buques cisterna y el derribo de drones. Estados Unidos ha propuesto la formación de una coalición naval para escoltar a los barcos en la zona, pero Irán ha advertido de que esta medida puede incrementar las posibilidades de un conflicto. Solo Gran Bretaña ha respondido de forma positiva a la propuesta de Washington.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, insistió el miércoles en que los países litorales del golfo Pérsico son capaces de garantizar la seguridad de la región sin necesidad de una mayor presencia de fuerzas extranjeras que sería perjudicial.