Denuncian la persecución a la ikurriña en el Txupinazo, tras las siete denuncias

Una concentración ante el Ayuntamiento de Iruñea ha denunciado este viernes la persecución que se dio en el pasado Txupinazo contra la ikurriña, que se ha saldado con siete personas denunciadas y multadas.

Martxelo DÍAZ|IRUÑEA|2019/09/13 19:15
Int20190913028618
Concentración para denunciar la persecución de la ikurriña en Iruñea. (Iñigo URIZ/FOKU)

«Aunque parezca mentira, todavía hoy, setiembre de 2019, tenemos que seguir saliendo a la calle contra la persecución de la ikurriña y en su defensa. Los años más duros en los que el Régimen manejaba el Ayuntamiento de Iruñea se caracterizaron por la persecución de todo lo que sonara a vasco. Y parece ser que quieren seguir con ello», han señalado mientras los participantes en la concentración coreaban consignas como «Ikurriña aurrera» o «UPN kanpora».

«Cuando persiguen la ikurriña, no solo persiguen el símbolo, sino cualquier identidad o pensamiento que no sea el suyo. Pero no es solamente un hecho identitario, es una cuestión de democracia. Y en las fiestas de este año, no hemos permitido dar pasos atrás en ella usando nuestra identidad de excusa», han añadido.

«Intentaron esconder una gran parte de Iruñea durante años, despreciando a miles y miles de pamplonesas. Estas acciones, con el ir y venir de los años, nos tocó vivirlas y sufrirlas todavía de manera mucho más patente en sanfermines», han recordado.

Por ello, han lamentado que en los pasados sanfermines se volviera a tiempos pasados, con acusaciones y multas contra siete personas «mintiendo y criminalizado la propia ikurriña, acusándonos además de un delito que no hemos cometido: desórdenes públicos».

En este sentido, han denunciado que el bando que firmó Enrique Maya tenía como objetivo que la ikurriña no estuviera en la Plaza del Ayuntamiento y han recordado que la Policía Foral requisó 150 ikurriñas de pequeño tamaño y que en la Casa Consistorial hubo tirones y empujones para impedir que sacaran la enseña. Asimismo, han preguntado si el argumento de la seguridad no cae por su propio peso cuando se intentó detener a una persona en el recorrido del encierro sin que la carrera hubiera finalizado.

«Hacemos un llamamiento a todas las pamplonesas y pamploneses: no os dejéis tratar como ciudadanas de segunda. No dejéis que Iruñea vuelva a su pasado gris».