Fuerzas israelíes asaltan la oficina de Addameer en Ramallah y se llevan material informático

Las fuerzas de ocupación israelíes han asaltado la oficina en Ramallah de Asociación de Derechos Humanos y Apoyo a los Prisioneros, Addameer, de donde se han llevado ordenadores y material informático. No es el primer asalto de este tipo que sufre Addameer, que se ha reafirmado en su labor de apoyo a los presos políticos palestinos y de denuncia del trato que reciben.

NAIZ|2019/09/19 18:33
Addameer
Logotipo de la asociación de derechos humanos y de apoyo a los presos palestinos Addameer. (NAIZ)

La Asociación de Derechos Humanos y Apoyo a los Prisioneros, Addameer, ha denunciado el asalto registrado en su oficina de Ramallah en torno a las 2 de la madrugada por soldados sionistas, que han confiscado y robado cinco ordenadores portátiles, tarjetas de memoria, tres discos duros, una tarjeta de ordenador y varios libros, además de registrar otras pertenencias.

Según ha denunciado Addameer es la tercera vez que las fuerzas ocupantes israelíes asaltan esta oficina. Ya lo habían hecho en 2002 y en 2012.

Addameer ha asegurado, no obstante, que este tipo de ataques constantes «no mermarán ninguna de las obligaciones que la organización tiene con los prisioneros políticos palestinos» y solo sirven para que la asociación se reafirme en que continuará apoyando a «la población presa palestina para que puedan escapar de las violaciones de derechos humanos que sufren como torturas, detenciones arbitrarias y juicios injustos».

Asimismo, considera este asalto uno más de los «continuos y sistemáticos ataques de Israel» contra las organizaciones de la sociedad civil palestina que están jugando un papel importante en la denuncia de las violaciones de la ocupación sionista y reclamando la asunción de responsabilidades.

Addameer asegura, además, que este hecho forma parte de «la campaña de la ocupación israelí para limitar el espacio, deslegitimar y conseguir que no sean financiadas por instituciones públicas todas estas organizaciones de derechos humanos y la sociedad civil palestina».