El PNV suma un nuevo tripulante a su trainera vizcaina

El deriotarra Jon Aiartza va a sumarse al grupo parlamentario del PNV en el Congreso, que va a contar con hasta siete representantes, cuatro de ellos en Bizkaia, donde se jugaba con Unidas Podemos y el PP el último escaño. EH Bildu sube casi tres puntos porcentuales, y C's se desploma.

Iker BIZKARGUENAGA|2019/11/10
Aiartza
Andoni Ortuzar saluda a Jon Aiartza en un acto de campaña (NAIZ)

Bizkaia era una de las demarcaciones donde se jugaba uno de los escaños en danza en estas elecciones, con el PNV opositando a un cuarto diputado, Unidas Podemos aspirando a mantener los dos que logró el 28 de abril y el PP suspirando por recuperar el que perdió hace seis meses, que sin el peso simbólico del que se dejó Maroto le hizo el mismo daño y dejó su casillero a cero en la CAV.

Cualquiera de las tres opciones era viable a priori y todas habían sido apuntadas en los sondeos, que dibujaban un escenario de retroceso para la candidatura liderada por Roberto Uriarte, con los otros dos partidos picando al alza. Y aunque este herrialde es el más poblado de Euskal Herria, estaba bastante claro que un leve corrimiento de votos en una u otra dirección iba a decidir el resultado.

Finalmente ha sido el jeltzale Jon Aiartza quien se suma a la tripulación que gobierna Aitor Esteban en un herrialde que se confirma como principal granero del PNV.

Durante la campaña, la formación de Sabin Etxea ha hecho un esfuerzo por promocionar la figura del deriotarra, y el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, había afirmado incluso que se iba a producir un «efecto Aiartza», que finalmente se ha cumplido.

El PP no logra su objetivo

En los comicios de primavera, la dispersión del voto de la derecha española perjudicó a este sector y, en concreto, a un PP que veía cómo 37.000 votos de su tradicional calado iban a parar a Ciudadanos (21.392) y Vox (15.839), dejando a la plancha de Fanjul con menos de cincuenta mil papeletas y, por tanto, lejos de las 61.000 que hubiera necesitado para garantizar un escaño.

Era la primera vez que la derecha española, con cualquiera de sus siglas (UCD y AP en las primeras legislaturas, PP después) no obtenía representación en este herrialde, donde ha llegado a contar varias veces con dos y hasta con tres diputados, y hoy se jugaba mucho en el envite. Pero aunque ha estado a menos de cien votos con el 99% escrutado, al final no ha logrado cumplir su objetivo.

De hecho, el partido derechista solo crece un punto y medio porcentual, algo más de cinco mil votos y se queda en 55.000, y aunque la bajada de UP le había dado esperanzas, finalmente el asiento le corresponderá al PNV.

En conjunto, la derecha española obtiene incluso un resultado mucho peor que en abril, ya que Vox no ha repetido en Bizkaia el buen rendimiento obtenido a nivel estatal, y de hecho ha perdido unos mil votos, y Ciudadanos ha sufrido una debacle, dejándose quince mil de los 21.392 que logró en primavera.

Importante subida de EH Bildu

El resto de formaciones queda igual en numero de escaños, con el PSOE con dos, igual que en abril y EH Bildu manteniendo el de Oskar Matute. Pero si la candidatura de Patxi López pierde algo de porcentaje, la coalición independentista sube casi tres puntos, hasta el punto de disputar a Unidas Podemos la tercera posición en el herrialde.

EH Bildu ha logrado esta noche no solo crecer en términos relativos, sino también en el número total de votos, con dos mil quinientos más que el 28A a pesar de la bajada de la participación, y es la única fuerza que logra más papeletas además del PP. Justo lo contrario le ha ocurrido a Unidas Podemos, que ha perdido en estos seis meses más de dos puntos, y los treinta mil sufragios que le separaban de EH Bildu han quedado reducidos a poco más de dos mil.

Se trata de un importante varapalo para una fuerza que logró vencer en Bizkaia hace apenas tres años. Hoy tiene la mitad de votos que en junio de 2016 y solo mantiene uno de los tres diputados de entonces.

 

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK