Sindicatos del Metal de Bizkaia convocan ocho nuevos días de huelga desde el 28 de noviembre

Los sindicatos del Metal de Bizkaia han convocado ocho nuevos días de huelga, entre el 28 de noviembre y el 19 de diciembre, tras el fracaso de la última reunión de la mesa negociadora, celebrada este pasado miércoles.

NAIZ|2019/11/14
Captura_de_pantalla_2019-11-14_a_las_16.07.48
Protesta de los trabajadores frente a la patronal vizcaina del metal. (Monika DEL VALLE / FOKU).).

Los sindicatos del Metal han anunciado hoy en una rueda de prensa en Bilbo que volverán a parar «por un convenio digno» en el sector, el 28 y 29 de noviembre, y el 4, 5, 12, 13, 18 y 19 de diciembre, después de que ayer no se avanzara en sus reclamaciones durante la reunión con la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM).

Los sindicatos –ELA, CCOO, LAB, UGT, ESK, CGT, USO y CNT–, que han llamado a secundar las nuevas jornadas de huelga, celebran este jueves una jornada informativa acampados ante la sede de la patronal vizcaina del Metal en Bilbo.

Para las 18.30 de la tarde han convocado una manifestación que partirá desde la Plaza Euskadi. La movilización ha sido secundada por diferentes movimientos sociales como los pensionistas, Eragin, Harro o Mugimendu Feminista.

Sin avances

Desde las últimas jornadas de huelga llevadas a cabo este otoño, patronal y sindicatos se han reunido en cuatro ocasiones sin que hayan avanzado «apenas nada» en las conversaciones, según ha puesto de manifiesto el representante de ELA Mikel Etxebarria.

Para los sindicatos, la de ayer fue la «peor» reunión ya que la FVEM no dio respuesta satisfactoria a los planteamientos que le habían formulado las centrales en distintas materias y no mostró «una mínima voluntad negociadora» para acordar el convenio. En ese contexto, los sindicatos no ven otra solución que convocar más huelgas y «seguir en la lucha», según han dicho.

El representante de CCOO Luis Moulia ha señalado que en las últimas semanas la patronal «ha mantenido su postura» en la mesa negociadora y «no ha traído nada nuevo, únicamente un mínimo movimiento en materia salarial», mientras que los sindicatos han registrado «propuestas en materia de salud laboral, igualdad, regulación de ETT y eventualidad», según ha asegurado.

A su juicio, la FVEM «lo único que intenta es ganar tiempo» y «a propuestas que se le han hecho dice que no dispone de expertos en la materia y que necesita tiempo para responder», lo cual «no es cierto ni aguantable cuando llevamos 8 años sin convenio» en el sector.

En las negociaciones, las centrales reclaman incrementos salariales «que garanticen la recuperación de la pérdida de poder adquisitivo», regular la subrogación en la subcontratas del sector y controlar la eventualidad y el uso de ETTs, así como mejoras y avances en materia de salud laboral e igualdad entre hombres y mujeres en las empresas.