Teherán da por controladas las protestas pero mantiene el bloqueo sobre internet

Teherán asegura tener bajo control las protestas por la subida del precio de la gasolina pero mantiene el bloqueo sobre internet. Tanto la medida como las manifestaciones revelan el malestar popular creciente por la situación crítica de Irán, asediado por las sanciones de EEUU.

NAIZ|2019/11/18
Iran
imagen de la avenida Tajrish, zona de compras de la capital iraní, hoy por la mañana.(Atta KENARE-AFP)

Aunque todavía hoy se han registrado disturbios en algunas zonas en protesta por el aumento del precio de la gasolina, el portavoz del Gobierno, Ali Rabiei, ha asegurado que mañana martes, o el miércoles a más tardar, la situación estará totalmente controlada. «Irán está hoy un 80% más tranquilo en comparación con los dos días anteriores», ha subrayado en rueda de prensa el portavoz.

Las imágenes de los disturbios han circulado principalmente por las redes sociales que, desde el domingo, no se han hecho eco de nuevos incidentes, aunque esto puede deberse no solo al regreso de la calma sino al bloqueo de internet.

Para evitar la organización de las protestas, en las que ha habido un número indeterminado de muertos y heridos, las autoridades mantienen bloqueado desde el sábado el acceso a internet, lo que está dificultando la actividad laboral en el país.

El internet interno funciona con acceso a las web iraníes pero no la conexión con servidores externos, por lo que cualquier página extranjera o aplicaciones como Whatsapp están bloqueadas. El domingo se registraron incluso problemas para realizar transferencias bancarias y retirar dinero de los cajeros pero el tema está solucionado, según el Gobierno.

Descontento general

La mecha de las protestas fue la polémica decisión gubernamental de aumentar el precio de la gasolina al menos un 50% y de racionar su consumo, lo que implica que partir de 60 litros mensuales su precio se triplica. Aunque pese al incremento Irán sigue siendo uno de los países del mundo donde la gasolina es más barata y está más subsidiada (su precio oscila entre los 15 y 30 centavos de dólar el litro), los iraníes consideran un derecho que el combustible tenga un precio ínfimo debido a las grandes reservas petroleras del país.

«La gasolina sigue siendo barata pero hay que tener en cuenta que atravesamos una situación económica muy difícil y que la clase media ya hemos reducido todos los gastos no esenciales», se queja Fereydun, un funcionario de 45 años, quien añade que otro de los problemas es la falta de una red de transporte público adecuada, lo que obliga a utilizar el coche.

Las protestas estallaron el viernes por la noche e incluyeron el corte de carreteras, incendios de sucursales bancarias y gasolineras, robos a tiendas e intentos de asalto a comisarías y almacenes de combustible.
En medios oficiales solo se han confirmado por ahora dos fallecidos -un civil y un policía-, pero se prevé que la cifra real de víctimas mortales sea bastante más elevada y supere la decena.

También se han llevado a cabo un millar de detenciones, entre ellas 150 en la provincia norteña de Alborz a manos de la Guardia Revolucionaria, que amenazó ayer con «medidas contundentes contra los manifestantes.

 

NAIZ KONTZERTUAK
Loading player...


Liher taldeak Donostiako Doka Kafe Antzokian emandako kontzertuaren unerik onenak.