Eresbil recoge en una web especial el archivo antiguo de Arantzazu

1.384 son las obras que Eresbil ha catalogado siguiendo el sistema universal Rism, poniendo así el archivo recuperado del santuario de Arantzazu al alcance de todo el mundo. Se trata del trabajo más notable realizado por la institución durante el año 2019.

Nagore BELASTEGI|Donostia|2020/01/15
Eresbil
Jon Bagües y Mark Barnés en rueda de prensa. (Juan Carlos RUIZ / FOKU)

Eresbil ha realizado este miércoles la valoración del año 2019, en la que han destacado el trabajo realizado para catalogar correctamente las 1.384 obras recuperadas en el archivo antiguo de Arantzazu. Tras un incendio provocado por las tropas en 1834, la mayor parte del archivo musical del santuario de Arantzazu fue destruido. Sin embargo, una torre del edificio quedó en pie, justamente donde se guardaban las partituras más antiguas por estar en desuso. En el siglo XX estas fueron recuperadas y crearon el archivo antiguo.

Desde el santuario ya habían realizado dos catalogaciones, y una tercera fue hecha en los años 70 por Jon Bagües, el director de Eresbil. Ahora, y gracias a las nuevas tecnologías, han podido realizar, con la ayuda de Mark Barnés, otra catalogación que incluye las obras allí guardadas al sistema internacional Rism, lo cual supone poner al alcance de todo el mundo muchas piezas musicales únicas, algunas de ellas compuestas en el propio santuario por alguno de los cinco compositores que trabajaban allí.

A su vez, esta catalogación ha permitido corregir errores –había obras asignadas a un autor y se han dado cuenta de que eran de otro– y también identificar los autores de muchas obras que, hasta ahora, eran anónimas. Así, se han fichado 203 autores y otras 500 obras de autores desconocidos anteriores a 1834.

En la web dedicada a ese catálogo podemos encontrar a los autores alfabéticamente, y al clicar sobre ellos podemos ver una breve biografía y sus obras. Asimismo, las obras nos llevan a una completa ficha dentro del Archivo Vasco de la Música que será de gran ayuda para los musicólogos.

Por otro lado, han recordado que 2019 ha estado marcado por el fallecimiento de José Luis Ansorena, fundador de Eresbil y Musikaste, razón por la que le dedicarán la edición de la semana musical de Errenteria de este año. Esta se celebrará entre los días 15 y 23 de mayo. También será especial el concierto dedicado al 700 aniversario de la villa, en el que ofrecerán un musical medieval.

A su vez, Jon Bagües ha asegurado que Eresbil continuará completando su guía de fondos musicales de Euskal Herria, la cual pretenden presentar en primavera. También quieren poner en marcha para esa fecha su nueva página web.

Por otro lado, han indicado que seguirán con su colaboración con Musikene publicando textos resultantes de investigaciones universitarias y también con la edición de unos cuadernos sobre músicos vascos vivos en los que se analizarán sus obras a través de una entrevista.