El INDH apelará el sobreseimiento de la causa abierta contra siete carabineros chilenos por torturas

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile apelará el sobreseimiento de la causa abierta contra siete carabineros imputados por torturas.

NAIZ|SANTIAGO DE CHILE|2020/01/24
Chile
Soldados chilenos disparando en Santiago. (Rodrigo ARANGUA | AFP)

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile anunció este jueves que apelará el sobreseimiento de la causa abierta contra siete carabineros imputados por torturas en el marco de las protestas sociales que comenzaron el 17 de octubre.

En concreto, La Fiscalía de Chile imputó el delito de torturas a doce carabineros por una agresión a Moisés Ordenes, que perdió la visión del ojo derecho cuando se manifestaba el 21 de octubre en Plaza Nuñoa, en la capital, Santiago. La juez Michell Ibacache ha calificado lo sucedido de «delito común de lesiones graves».

A juicio del jefe jurídico del INDH, Rodrigo Bustos, la resolución «constituye un grave retroceso en la comprensión del fenómeno de la tortura por la magistratura y deja una puerta abierta a la impunidad de la violencia institucional».

Desde el punto de vista jurídico, apuntó la INDH, los hechos ocurridos en Plaza Nuñoa son constitutivos de tortura porque se cumplen los criterios establecidos por la ley la haberse infringido sufrimientos físicos y sicológicos por agentes estatales y en presencia de otros funcionarios que no impidieron la agresión.

«Es de esperar que el Poder Judicial cumpla con su rol de sancionar las graves violaciones a los Derechos Humanos cometidas. El INDH pondrá todos sus esfuerzos para que así sea», aseguró Bustos.

Recurso de la Fiscalía

La Fiscalía de Chile también anunció ayer su intención de apelar la resolución dictada por un tribunal de primera instancia. «Simplemente no compartimos la resolución y vamos a apelar el sobreseimiento definitivo», precisó el fiscal regional Oriente, Manuel Guerra.

Las protestas en Chile estallaron el 17 de octubre contra la cuarta subida del precio del metro en pocos meses y crecieron rápidamente hasta denunciar la desigualdad social y plantear la necesidad de elaborar una nueva Constitución.

Más de 20 personas han muerto desde entonces. El INDH ha denunciado torturas y otros abusos contra las personas detenidas en el marco de las protestas.