ELA denuncia que Lakua «trata de imponer la ley del silencio» entre sus trabajadores sobre Zaldibar

ELA ha denunciado que la viceconsejera de Medio Ambiente del Gobierno de Lakua, Elena Moreno, envió ayer un correo electrónico a toda a plantilla de su departamento y a URA para «imponer la ley del silencio» y «ocultar su responsabilidad» en lo ocurrido en Zaldibar.

NAIZ|2020/02/12
Moreno
La viceconsejera Elena Moreno junto al viconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga, en Zaldibar. (Aritz LOIOLA/FOKU)

El sindicato ELA ha denunciado a través de una nota que el Gobierno de Lakua trata de «imponer la ley del silencio para ocultar su responsabilidad en Zaldibar».

Según ha dado a conocer la central, la viceconsejera de Medio Ambiente, Elena Moreno, envió ayer un mensaje por correo electrónico a toda la plantilla de su departamento y de URA-Agencia Vasca del Agua, en el que tras una petición genérica de ayuda ante actuaciones a corto y medio plazo, «amenaza con exigir responsabilidades por las ‘declaraciones’ o ‘informaciones’ que se pudieran facilitar».

Agrega la central que Moreno pide a la plantilla que actúe «con la total discreción, prudencia y confidencialidad que corresponde a un funcionario de la Administración», para que «no se le responsabilice por algunas de sus manifestaciones o informaciones». 

Según indica, el mensaje reitera la advertencia señalando que «cualquier información que se publique fuera de los cauces habituales de esta Viceconsejería será valorada como responsabilidad personal».

ELA enmarca estos mensajes en «la estrategia adoptada por el Gobierno de eludir sus responsabilidades en lo ocurrido en el vertedero de Zaldibar».

Explicar «por qué no ha actuado en 8 meses»

El sindicato que dirige Mitxel Lakuntza subraya que el Ejecutivo de Urkullu «debería explicar por qué no ha actuado en ningún momento ante los graves incumplimientos detectados hace al menos 8 meses y explicar cuántos casos similares hay, en los que los incumplimientos de la Autorización Ambiental Integrada no han dado lugar a sanciones de ningún tipo».

Según agrega, ELA lleva meses solicitando información al Departamento de Medio Ambiente sobre actividades contaminantes en la CAV y «no se nos facilita, aun siendo de carácter público y teniendo derecho a acceder a ella».

Además de reclamar a la viceconsejera que abandonde su estrategia de «desinformar», ELA exige que «no trate de intimidar a los trabajadores y trabajadoras del departamento y de URA».

Según remarca, «las trabajadoras y trabajadores públicos deben servir a la ciudadanía con independencia, objetividad e imparcialidad en sus actuaciones y no estar al albur de la decisión de los responsables políticos de turno».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK