Erreportajea
 
Qué hacer si estás aislada con un maltratador

La situación de emergencia socio-sanitaria que estamos viviendo refuerza muchas realidades que no pueden quedar invisibilizadas y que requieren de respuesta y cuidado. Por eso se hace más urgente saber que tenemos recursos para actuar frente a la violencia sexista. Muchas mujeres y niñas/os víctimas de violencia estarán conviviendo de manera forzada y aislada con sus maltratadores y/o violadores.

MAITENA MONROY|2020/03/18
Maitena
(Riza AZHARI | GETTY)

Ante situaciones como la actual, la convivencia forzada puede potenciar que afloren muchas tensiones que en el caso de malos tratos habituales, se conviertan en situaciones de recrudecimiento de la violencia. No siendo sencillo el contexto, comparto algunos pasos que podríamos dar tanto si estás en una situación de violencia, como recomendaciones para la población próxima a las víctimas, para que todas sepamos qué podemos hacer.  
El primer paso es el dirigido a las mujeres que estén en situación de violencia y que, por la premura de los acontecimientos o por situaciones variables, no hayan podido aislarse en un entorno seguro. Es importante que el pánico no se apodere, en estos momentos, de nuestras decisiones porque pueden volverse decisiones que pongan más en riesgo nuestras vidas y las de otras personas que dependan de nosotras.

Es importante tener presentes los indicadores de malos tratos sicológicos, que muchas veces no se identifican, para así dimensionar cuál es la violencia que has podido vivir aunque no te hayas dado cuenta. Los ítems más (in)visibles son:

-Si tu pareja te da miedo o te da miedo enfadarle.

-Si te hace desconfiar de ti misma.

-Si te intenta aislar de tu grupo de confianza y afecto. Te controla las comunicaciones, el tiempo y lo qué haces en cada momento.

-Si te hace sentir mal con tu cuerpo.

-Si te responsabiliza de sus emociones y de su estado de salud.

-Utiliza el silencio como castigo.

Qué hacer:

Intenta definir el peor escenario en el que te puedes ver para así tener pensado que podrías hacer si eso ocurriese.

Muchas mujeres creen que pueden controlar la violencia del maltratador, cosa que no es verdad. Una característica del maltrato es que no es dependiente de lo que haga o deje de hacer la mujer. Solo puedes poner límites a su violencia. Confía en ti, en tu criterio. Si sientes que algo va mal, va mal, no esperes a que la situación se resuelva por sí sola o a que el maltratador decida dejar de agredirte.

-Intenta tener todo el rato tu móvil contigo.

-Ten pensada la estrategia de cómo salir de la casa.

-Si crees que estás en una situación de riesgo, busca ayuda.

-Nunca le informes al maltratador de lo que piensas hacer para resolver la situación de violencia, simplemente hazlo.

-Si no has recibido formación en técnicas de autodefensa, no arriesgues tu vida. Ponte a salvo.

-Si no puedes salir de la casa, intenta localizar/tener un espacio seguro donde tú y tus hijos/as os podáis refugiar si se produce la violencia física mientras gritáis «fuego», llamas a los servicios de urgencia y esperáis la llegada de ayuda.

Recomendaciones para la población:

Si eres un familiar/amiga/o que convive:

-Ten en cuenta que la situación puede volverse extremadamente grave; es importante pensar en estrategias antes de que ocurran esas situaciones.

-Intenta acompañar el máximo de tiempo a la mujer víctima sin enfrentarte directamente al agresor, a no ser que sea para abandonar definitivamente el domicilio.

-Si vais a permanecer con el agresor no te enfrentes, físicamente, a él.

-Si la violencia se ejerce contra menores, no les dejes a solas con el posible agresor.

Si eres un familiar/amiga/o que NO convive con la víctima:

-Llama, escríbele a través de las redes. Hazle saber que estás ahí.

-Asegúrate todos los días, varias veces al día, de que tu familiar está bien.

-Si temes por la vida de tu familiar, avisa a los servicios de Policía especializada para que sepan identificar qué mujeres, en que barrio o pueblo, pueden estar en una situación de riesgo.

Si eres una vecina/o y sabes que alguien de tu vecindario está en una situación de violencia:

A veces, las buenas intenciones acaban convirtiéndose en malas acciones si no se sabe cómo actuar. Ten en cuenta que los procesos de violencia en las relaciones de maltrato son complejos y muchas veces no se identifican o se tienen normalizados.

Si no sabes qué hacer, busca ayuda. Los recursos de emergencia, con los que puedes contactar, para denunciar situaciones de violencia son los mismos que los que tienen las mujeres víctimas, pero recuerda que no son para formarte o entender la violencia machista sino para ayudar a quién realmente los necesitan en este momento.

Hazle saber a tu vecina que estás ahí por si necesita ayuda. Coloca en un balcón, en una ventana, en una puerta, algún símbolo que te identifique como persona que rechaza la violencia machista, si no tienes nada o no se te ocurre, pon un lazo lila como ha pedido el Ministerio Fiscal para expresar nuestro rechazo a la violencia machista.

Recursos institucionales específicos de atención y emergencia ante situaciones de violencia:

-Unidad de violencia de género de los diferentes cuerpos de policía

-Teléfono del Gobierno Vasco para atención a víctimas: 900840111

-Teléfonos de urgencia en Nafarroa: 016 y 112.

Recursos de acompañamiento y escucha a mujeres víctimas de violencia, NO son un recurso de urgencia o emergencia:

-Mujeres sobrevivientes/víctimas de violencia. Es un buen recurso de acompañamiento a mujeres en situación de violencia. Atienden mediante correo electrónico: goizargiemakumeak@gmail.com

Hay muchos recursos on line para acompañar a las víctimas de la violencia machista pero recordemos siempre que el centro de cualquier proceso es ella. Hacer frente al Covid-19 es una responsabilidad de todo el mundo, manteniendo el aislamiento social, poniendo distancia entre las personas para garantizar la no propagación, por el contrario, combatir la violencia machista requiere que rompamos las barreras del aislamiento social que viven muchas víctimas.

Para acabar con ambos, con el coronavirus y con la violencia machista, es imprescindible la solidaridad colectiva.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK