Gurelur rechaza proyectos de energía renovable en Orkoien, Corella y Buñuel

Gurelur ha presentado alegaciones a cuatro proyectos de energía renovable por ir todos ellos en contra del «ajado medio ambiente navarro», por sus «insostenibles afecciones» y porque contravendrían «las leyes que teóricamente protegen la fauna y la flora foral».

NAIZ|2020/08/12
Molinos
Parque eólico del monte Oiz. (Jon HERNAEZ/ARGAZKI PRESS)

Gurelur ha presentado alegaciones contra dos centrales solares en Corella, una central eólica en Buñuel y una instalación eólica en Orkoien, todo ello en Nafarroa.

Las empresas que pretenden llevar a cabo «este sinsentido, se apoyan en la innegable necesidad de producir energías renovables, pero lo que no es de recibo es que se genere energía denominada renovable destrozando para ello la naturaleza», dice la asociación.

A su entender, estos proyectos añadirían más ocupación de terreno, ya que «conllevan la construcción y asfaltado de pistas y carreteras, construcción de tendidos eléctricos, construcción de edificios, eliminación de masas forestales, hormigonado, instalación de aerogeneradores, y ocasionan la muerte de miles de ejemplares de fauna protegida por colisionar con las aspas de los aerogeneradores».

Cuando en el año 1994 se inició el proyecto eólico en Nafarroa, con la colocación de 4 aerogeneradores en la Sierra de Erreniega, se desechó por todas las partes implicadas en este proyecto, incluido el Gobierno de Nafarroa, la construcción de centrales eólicas en la zona norte del herrialde, advierte Gurelur.

Explica que los argumentos utilizados entonces para rechazar estas ubicaciones «han aumentado en todos estos años, debido a las muchas actuaciones industriales que están llevando a la degradación de los últimos reductos de naturaleza y paisaje navarros».

«Acometida eólica»

Por ello, Gurelur prepara las alegaciones que se van a presentar para intentar parar la «acometida eólica, que está amenazando los paisajes y la naturaleza de la zona norte de Navarra».

Además, advierte la asociación de que el actual Gobierno de Nafarroa «va a pasar a la historia como el Gobierno más destructor y contaminante, dado que desde que llegaron al poder están autorizando decenas de proyectos agresivos con el medio ambiente, incluidas las centrales eólicas y solares, yendo escandalosamente en contra de lo que manifestaban cuando estaban en la oposición».

Recientemente también ha trascendido la oposición de grupos ecologistas, electos y vecinos a un varios macroparques eólicos en Iruñerria, donde se ubica Orkoien.