Legisladores de EEUU exigen investigar esterilizaciones forzadas a migrantes detenidas

Más de 170 legisladores estadounidenes han exigido al Gobierno que investigue y explique las esterlizaciones forzadas a mujeres en centros de detención migratoria.

NAIZ|2020/09/25
Inmigrantes
Una mujer en centro de detención de migrantes en Los Fresnos, Texas. (José CABEZAS/AFP)

Más de 170 miembros de la Cámara Baja de EEUU han exigido este viernes al Gobierno explicaciones sobre supuestas esterilizaciones forzadas en centros de detención migratoria y le han pedido que cumpla de inmediato con todas las investigaciones en un caso denunciado en Georgia.

«Debemos obtener respuestas del Departamento de Seguridad Nacional», ha afirmado la representante Sylvia García, representante demócrata de Texas y una de las patrocinadoras de una propuesta de resolución presentada este viernes en la que se condena ese tipo de procedimientos.

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) ha indicado que el ginecólogo Mahendra Amin, de Georgia, ya no atiende a las inmigrantes detenidas después que una enfermera denunciara que algunas mujeres presas en el Centro de Detención del Condado Irwin, en Georgia, hubieran sido sometidas a la extirpación del útero sin haberlo solicitado o sin entender de qué se trataba.

Visita de una delegación de legisladores

García formará parte de una delegación de ocho miembros del Caucus Hispano, encabezados Joaquín Castro, de Texas, que el sábado visitará el centro de detención ubicado en Ocilla, Georgia. También participarán en la visita tres miembros del Comité Judicial de la Cámara de Representantes.

En una declaración, el ICE ha señalado que «disputa de manera vehemente la implicación de que las detenidas son usadas para procedimientos médicos experimentales», pero la agencia no ha hecho más comentarios a la espera de una investigación por parte de su inspector general.

La propuesta de resolución señala que «hay una historia vergonzosa en Estados Unidos de afroamericanos, indígenas, gente de color, inmigrantes, gente pobre y personas con discapacidades sometidas a procedimientos médicos sin su consentimiento informado».

«32 estados aprobaron leyes de eugenesia y esterilización que resultaron en la esterilización de 60.000 a 70.000 personas», ha añadido

La moción demanda que el Departamento de Seguridad Nacional obtenga una segunda opinión por parte de un profesional médico independiente y «cumpla de inmediato con todas las investigaciones y pedidos de antecedentes relacionados con el centro Irwin», ubicado al sur de Atlanta.

Según la congresistas Pramila Jayapal, en Irwin, puede haber «al menos entre 17 y 18 mujeres» que fueron sometidas a procedimientos ginecológicos innecesarios, «a menudo sin el consentimiento o el conocimiento apropiado, y con la clara intención de esterilización».
 
Operaciones forzosas y sin saber para qué

El escándalo se destapó la semana pasada después de que varias organizaciones de derechos humanos, entre ellas Project South y Government Accountability Project, presentaran una queja ante la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para denunciar una serie de prácticas peligrosas que ocurren en la prisión de Irwin al que definieron como «un campo de concentración».

La denuncia está basada, principalmente, en el testimonio de Dawn Wooten, una enfermera que trabajó en esa cárcel, que expresa su preocupación por el alto número de mujeres presas que habían sido sometidas a histerectomías y que muchas de ellas ni siquiera entendían el motivo de la operación.

Diversas fuentes, entre abogados, activistas y mujeres que han estado presas en Irwin, identificaron al médico que realizó las cirugías como Mahendra Amin, un especialista en obstetricia y ginecología en Douglas, Georgia. Aunque Wooten no lo identificó por su nombre, se refirió al médico como un «recolector de úteros» porque «sacaba todo de adentro».