La plantilla de Trenasa convoca huelga indefinida desde el viernes ante el anuncio de cierre

La plantilla de la factoría de Trenasa de Castejón, perteneciente a la multinacional CAF, ha acordado este lunes en asamblea convocar una huelga indefinida a partir del 2 de octubre tras anunciarse el cierre de la planta, en la que desarrollan su actividad 110 trabajadores, según ha informado CCOO.

NAIZ|2020/09/28
Eixhaj7xkaakatv
La plantilla de Trenasa ha acordado en asamblea convocar una huelga indefinida a partir del 2 de octubre. (@ccoonavarra)

CCOO, sindicato mayoritario en la planta, ha criticado duramente que la dirección de la compañía dedicada a la fabricación de trenes Trenasa que firmó un ERTE en junio y que recibió 6 millones de euros de ayudas públicas en 2019 ha acabado anunciado un ERE de extinción para los trabajadores de la empresa.

Desde la Federación de Industria de CCOO han señalado que «estamos ante una cultura empresarial que trata de exprimir al máximo a la gente trabajadora sin otro objetivo que aumentar sus beneficios, ya que la pandemia no ha afectado a esta planta ni al grupo ya que no se han perdido pedidos, al contrario, el grupo está pendiente de la adjudicación de algunos muy importantes».

Asimismo, han recordado que Sodena aportó 6 millones de euros de dinero público y por eso, entre otras cosas, «es inaceptable la intención de la dirección de cerrar la planta, en un momento además en el que los pedidos y los beneficios van en aumento».

CCOO ha alertado de que sin retorno social el dinero público que invierten las instituciones públicas navarras no tiene sentido. Por esta razón, ha pedido al Gobierno de Nafarroa «una acción urgente y comprometida con el mantenimiento del empleo, en una zona especialmente castigada por el paro».

Por último, ha apuntado que la deslocalización de la producción de autobuses está detrás de este tipo de decisiones, deslocalización que también se hace a costa de los 6 millones de euros que el año pasado Sodena invirtió en el grupo.

El sindicato ha denunciado que siempre que hay algún elemento negativo, quien paga las consecuencias es Trenasa, por eso ha pedido al Gobierno navarro un presión mayor hacia la dirección de la multinacional CAF, ya que es posible aplicar en la planta medidas de flexibilidad como se ha hecho en Bergara.

La Federación de Industria de CCOO ha criticado que Sodena ayudara con seis millones de euros en 2019 a esta empresa sin que ahora haya un retorno a la sociedad navarra.

Declaraciones en apoyo a la plantilla

La Mesa y Junta de portavoces del Parlamento de Nafarroa ha aprobado este lunes dos declaraciones institucionales en apoyo a la plantilla de Trenasa y en contra del cierre de la planta.

Una de las declaraciones, impulsada por I-E, cuenta con cuatro puntos, de los que tres han sido aprobados por unanimidad, los alusivos al rechazo al cierre, la solidaridad con los trabajadores y el emplazamiento a intervenir al Gobierno navarro y un cuarto, que pide la derogación de la reforma laboral, que ha salido adelante con el voto en contra de Navarra Suma.

Por su parte, el texto firmado por Navarra Suma, cuenta con dos puntos aprobados con unanimidad, en los que igualmente se muestra solidaridad y apoyo y se pide al Ejecutivo que evite el cierre, y un tercero, que ha sido aprobado con los votos del proponente y EH Bildu y en contra del resto.

En él se emplaza al Ejecutivo a que en el caso de no conseguir evitar el cierre actúe para «asegurar la recolocación inmediata de las personas que vayan a perder el empleo».

Desde Navarra Suma, Javier Esparza ha tildado la noticia de «muy mala» y ha lamentado el anuncio de la planta, al tiempo que ha mostrado su sorpresa por que PSN y Geroa Bai hayan votado no a ese punto que «garantiza la recolocación y búsqueda de puestos de trabajo alternativos» para los 110 trabajadores de la planta. 

Por parte de EH Bildu, Bakartxo Ruiz ha lamentado este anuncio y ha hecho hincapié en el hecho de que incide «en una comarca como la Ribera con altas cifras de paro y precariedad laboral evidente», al tiempo que ha alertado de que «se ve cómo una multinacional con beneficios y trabajadores a lo largo de todo el mundo alega pérdidas económicas para deslocalizar su actividad».

Ha llamado a que se apruebe «cuanto antes» la propuesta de EH Bildu para luchar contra estas práctica y ha instado al Gobierno de Nafarroa a hacer «lo que esté en su mano» para intentar mediar y «apelar a las ayudas públicas que ha recibido la empresa» con el «objetivo último de que se mantenga el empleo».