Alvaro  Reizabal
Alvaro Reizabal
Abogado

¡Amnistía!

Vale más que mil palabras la imagen de la salida de la cárcel de todos en unión enarbolando la bandera que reivindica la Amnistía, y llamando a llenar las urnas de votos soberanistas.

Resulta emocionante la imagen de la salida de los presos políticos catalanes de la cárcel en un doble sentido. Por un lado, porque la decisión de la administración penitenciaria catalana restablece una libertad que, aunque limitada, nunca debió revocarse por el Tribunal Supremo español que, con su decisión al anular a toda velocidad la resolución que acordó la primera excarcelación, no hizo sino confirmar nuevamente el carácter político del proceso por el referéndum, carácter político que se conoce hasta en Moscú, como ha tenido ocasión de comprobar en los últimos días José Borrell, a quien se lo pasaron por el morro en su reciente visita como alto responsable de la política exterior de la UE. Fue a dar lecciones de democracia por el caso Navalni, y salió trasquilado porque le espetaron que en su querida España también hay presos políticos, y en su Catalunya natal también. Que se ande al loro porque su error de cálculo de sietemachos al ir a Rusia a cantarles las cuarenta, igual le cuesta el cargo o, al menos, sale muy tocado del ala.

De otra parte, la excarcelación les está permitiendo participar en la campaña electoral y hacer propaganda de algo tan plausible como la lucha por la libertad de los presos. Vale más que mil palabras la imagen de la salida de la cárcel de todos en unión enarbolando la bandera que reivindica la Amnistía, y llamando a llenar las urnas de votos soberanistas que defiendan la autodeterminación, e impulsen la lucha por la Amnistía como modo de superación del conflicto político.

Este posicionamiento, no les impide aprovechar las posibilidades de acogerse a las medidas contempladas por la legislación penitenciaria, sino todo lo contrario, y buena prueba de ello es que ha sido la administración la que les ha aplicado el tercer grado, aunque hay una importante diferencia: que allí las competencias en esta materia están transferidas a la Generalitat, y aquí, no.

Amnistiaren alde,/ zigortuen alde,/ gu ere haiekin bat/ zigorpean gaude./ Ez dugu izaterik/ aske haiek gabe,/ haiekin askatuko/ baigara gu ere./ Amnistiaren dema,/ garaipen eguna.

Bilatu