Alvaro  Reizabal
Alvaro Reizabal
Abogado

No sabe, no contesta

Ahora nadie sabe nada, ni siquiera si podrá pasarlo en familia y, en caso afirmativo, con quién y, sobre todo, con cuántos y de cuántas burbujas

Una de las preguntas/chiste propias de las Navidades era la de: ¿Cómo vais a pasar las fiestas, bien o en familia?, y para las fechas en que nos encontramos todo el mundo tenía ya su respuesta, porque sabía perfectamente qué iba a hacer en las vacaciones del solsticio de invierno, que Casado se empeña en recalcar que no es eso lo que se festeja, sino que lo que realmente se rememora  es  el nacimiento del Niño Jesús.

Desde los que se escapaban al verano de Canarias o de las Américas, o los que llenaban las estaciones de esquí, hasta los que íbamos a pasarlo en familia, teníamos claro qué íbamos a hacer. Pero ahora nadie sabe nada, ni siquiera si podrá pasarlo en familia y, en caso afirmativo, con quién y, sobre todo, con cuántos y de cuántas burbujas.

No se sabe si nos van a confinar de nuevo, que lleva todas las trazas ante los datos que se van sabiendo en todo el mundo. Ni si se cerrarán los bares, ni qué días, pues depende de la incidencia. O si se salvarán las fiestas que con tanto esmero habían preparado las autoridades, con cierres perimetrales del territorio, limitación de desplazamientos entre municipios y cierre de toda la hostelería.

Todo tipo de medidas para darnos suelta para los grandes fastos de fin de año y que repuntara el consumo, que buena falta les hace a muchos. Y resulta que ahora, en cuanto han aflojado un poco las restricciones, el personal se ha lanzado a las calles y a las tiendas en masa, y las cifras de contagios y subsiguientes ingresos en hospitales y posteriores fallecimientos, suben como la espuma.

Aquellos que tienen familia muy lejos de casa y que esperaban su llegada para estas fechas, y los que pensaban ir a pasar las fiestas con sus seres queridos en otros países, están con el alma en vilo, sin saber, siquiera si comprar billetes de avión o desistir del intento, no vaya ser que se queden compuestos y sin viaje.

Así que lo prudente, si a uno le preguntan estos días sobre qué va a hacer en Navidades, es decir lo que las encuestas califican en la categoría de “no sabe, no contesta”.

Bilatu