0 iruzkin

Mimoak pide en Madrid la puesta en libertad de los presos enfermos

Mimoak ha llevado al Ministerio de Sanidad español la reivindicación de la libertad de los presos políticos vascos gravemente enfermos:

MIMOS MIMANDO Y CURANDO CON MIMO

Somos mimas y mimos, nos mimamos entre nosotras y nos mimetizamos con las demás personas. Nuestro mimo nace de nuestro corazón y nuestro útero e impregnamos a la humanidad y nos impregnamos de mimo, para volver a sentir el calor del vientre de nuestra madre universal antes de volver a nacer. Regresamos a la vida como seres nuevos recién nacidos.

Las personas vascas presas enfermas graves necesitan el mimo necesario para curarse, el mismo mimo que la ley reconoce en sus documentos escritos, pero que no se cumple. Creemos que el Ministerio de Sanidad debería cumplir la ley y proporcionar a todas las personas presas enfermas graves el cuidado necesario para curarse. Y para ello debería dejarlas libres, como la ley exige. El derecho a la curación es un derecho humano universal fundamental y ha de ser implementado a todas las personas por igual, incluídas las personas presas.

Hemos venido a Madrid para curar simbólicamente al Ministerio de Sanidad. Creemos que él debería de proporcionar la atención sanitaria que las personas presas enfermas graves necesitan. Pensamos que alguien que no cumple con su deber fundamental en ese sentido no puede estar sano. Y quién no tiene salud dudosamente la puede administrar.

Por ello estamos en la puerta del mismo ministerio. Hemos representado con mimo los traslados y la situación en general de las presas enfermas graves, y las hemos curado con mímica. Después hemos mirado al ministerio y hemos decidido auscultarle. Nuestra sospecha se ha convertido en certeza: el corazón está enfermo ya que apenas se escuchan los latidos. Tal vez sea porque le han “recortado” un pedazo.

Por lo tanto hemos decidido hacerle un trasplante de corazón y quitarle el corazón enfermo, gastado y frío para ponerle un corazón nuevo, sano, cálido y verdadero.

/