0 iruzkin

Independentistas haciendo cosas independentistas

Que el mismo día de elecciones en Catalunya se haga público un informe de la Guardia Civil en el que se señala a 43 ciudadanos catalanes por su actividad política es un ejemplo de la normalidad democrática en la que se celebran los comicios. Después de golpear a los votantes el 1 de octubre, encarcelar a algunos miembros del Govern, forzar al exilio de otros e intervenir el Ejecutivo catalán para convocar, precisamente, esta cita con las urnas, un documento en el momento apropiado parece peccata minuta. Sin embargo, si se analiza su contenido encontramos la base para la construcción de una causa general contra el independentismo catalán que recuerda peligrosamente al modelo de criminalización aplicado al soberanismo vasco. El "todo es ETA" pero sin ETA.

Un vistazo rápido a los argumentos de la Guardia Civil evidencia lo perverso del argumentario. Quizás la clave está en el momento en el que dice que el documento Enfocats no obedece a los "delirios de grandeza" del independentismo sino que "han hecho todo lo posible para ponerlos en marcha". Vamos, que un movimiento político ha hecho todo lo posible para poner en práctica su ideario. ¡Menuda locura! Lo mismo ocurre cuando habla de la "unidad de acción" entre partidos soberanistas y movimientos sociales. Quién iba a pesar que grupos que comparten unos mismos objetivos se iban a poner de acuerdo para trabajar en común y lograr esos mismos objetivos. 

Al final, lo que viene a decir la Guardiai Civil (y esta es una idea muy extendida en el Estado) es que uno puede tener la idea que quiera pero que otra cosa es intentar llevarla a la práctica. A partir de ahí, nos encontraremos con todo tipo de literatura policial en la que se mezclará desde Pep Guardiola hasta las Diadas. Recordemos que Baltasar Garzón quiso incluir en la causa contra Batasuna y supuesta "limpieza étnica" los nacimientos en el hospital de Cruces en Bizkaia.

No pretendo crear alarmismo. Cierto es que lo que por ahora tenemos es únicamente el informe del Instituto Armado y que el fiscal no tendría por qué aceptarlo, pero tenemos demasiados casos previos de corta-pega como para no temer que esto puede ser la base de la causa general contra el independentismo. Obviamente, la próxima ofensiva llega después de la cita con las urnas, que una cosa es golpear al enemigo y otra alentar a sus votantes. Sin pretender dar lecciones a nadie, desgraciadamente la variable represiva es un elemento a tener en cuenta en los próximos meses. Sea cual sea el desenlace de las elecciones de hoy. 

/
azken post-ak
azken iruzkinak