Fede de los Rios
Fede de los Rios

España camisa negra

¡Cómo se puede afirmar que «en España no hay plena normalidad democrática» si es la hostia de democrática! «Si está entre las veintitrés democracias plenas del mundo».

Es obvio que en España no hay plena normalidad democrática» Pablo Iglesias dixit a la búsqueda del voto. Un guiño de Sor Intrépida en referencia a los presos políticos catalanes (por cierto, más de 2.500 represaliados esperan ser juzgados), una tímida obviedad manifiesta y todos los canallas y vendepatrias del reino, ya franquistas, tardofranquistas o protofascistas, ya socialliberales o socialdemócratas desteñidos, comienzan a mesarse los cabellos y rasgar sus vestiduras. ¡Cómo se puede afirmar semejante cosa si España es la hostia de democrática! «España está entre las veintitrés democracias plenas del mundo» afirmó la Ministra de Exteriores a lo Margarita Robles, citando sin citarlo a “The Economist”, la biblia de los liberales. En «Democracia plena» la 22, casi nada. Ponerlo en cuestión es dañar la imagen de España. La democracia, cuestión de imagen.

Que aún haya decenas de miles de asesinados en las cunetas; que 15 subsaharianos mueran ahogados mientras los beneméritos acharolados les disparan pelotas de goma sin responsabilidad alguna; que los presos vascos sufran dispersión y condenas desmesuradas fruto de leyes ad hoc; que se pueda encarcelar un gobierno por preguntar al pueblo en referéndum e inhabilitar a un presidente por una pancarta; que no se investiguen las denuncias de tortura; que el rapero vaya a la cárcel y el ladrón propiciador de los versos esté disfrutando como un enano; que los corruptos confesos anden a sus anchas, el último Rato, porque jueces capaces de indecentes condenas como Altsasu son tan benevolentes para con los suyos; que una confesión religiosa goce de privilegios por parte del Estado propios de una teocracia; que políticos falsifiquen sus currículos y que universidades propiciadas por ellos les regalen títulos; que en los colegios electorales próximos a cuarteles de las fuerzas armadas, de policía y de la guardia civil el voto se decante hacia la extrema derecha. Todo lo anterior y más no preocupa a estos malnacidos. Contar lo que ocurre es lo antiespañol.
Hay que irse.

Bilatu