Fede de los Rios
Fede de los Rios

Estupefacción continua

Pocas horas antes de enviar esta columna al periódico, lo que los latinos llamaban cerebrum, en mi caso anda de manera disfuncional o no anda. Hay quien acude a cursos orientales impartidos por algún señor de Murcia con el propósito de adiestrarse en la meditación al objeto de dejar la mente en blanco para conseguir el llamado equilibrio óntico, una armonía entre cuerpo y mente. No es mi caso. Yo de natural y sin entreno, me levanto sin sobresaltos, de manera extremadamente pausada y caigo en una especie de estado catatónico con cerebro y mente más allá de lo blanco nuclear. Más que Ser, lo mío es un Estar. Podría describirse la actividad de mis lóbulos cerebrales como una síntesis entre la gestualidad del percebe y la hiperactividad de la acelga común. Respiro sí, pero sin aspavientos. Si acaso algún bostezo o balbuceo nada estentóreos por aquello del respirar. Tras una o dos horas en la Nada, la irrigación alcanza la sesera y, de manera inmisericorde, me veo lanzado a la cotidianidad del proceso creativo que es ganarse el pan con el sudor de la frente: el trabajo, ese gran regalo de Nuestro Señor.

Los cuadros catatónicos anteriormente descritos se acentúan los sábados ante lo que los profundos llaman vértigo ante el folio en blanco. ¿De qué escribo hoy? ¿A quién pueden interesar mis pedradas? No niego que políticos profesionales y esos maravillosos seres que ejercen la profesión de obispos ayudan con sus ocurrencias. Así, el obispo de Solsona se ha echado en brazos de una erotóloga satánica mayor de edad, lo cual es de agradecer  y el inefable Defensor del Español Toni Cantó, paladín de Ayuso, impartirá  un Máster de posgrado de Liderazgo y Management Político en el Centro de Enseñanza Superior Cardenal Cisneros, el mismo donde aprobó, en pocos meses, media carrera de Derecho el líder Pablo Casado. El máster lo dirige Albert Rivera y cuenta también con la inestimable colaboración de Nicolás Redondo, Eduardo Madina, Albert Boadella y Vargas Llosa entre otros. España cuna de liderazgos.

Oremus.

Bilatu