Gloria Rekarte
Gloria Rekarte

Sacando músculo

Igual es que soy muy pejiguera, pero no termino de verle los cuádriceps al hecho de que, lo que fue un proyecto de servicio público, se haya hecho migas en manos del PNV.

Desde hace un tiempo colecciono frases. De esas que dicen justo lo contrario de lo que quieren decir, o las que dicen lo que quieren decir, pero no quieren que se note que lo dicen. Hoy he sumado a la colección ese memorable «permite sacar músculo en capacidades tecnológicas y oportunidades de digitalización» con la que Lakua nos invita a celebrar alegremente que Masmovil se haya comido lo que quedaba de Euskaltel.

La empresa privada se compromete a mantener la sede fiscal y social en Euskal Herria tras la absorción, nos ha contado, muy contenta por la suerte que tenemos, Arantxa Tapia. «Durante al menos cinco años», ha puntualizado el consejero delegado de Masmovil. Ah. No sé cuántas albricias debemos cantar, pero más vale que las cantemos durante los cinco primeros años. Y visto, además, el valor que el compromiso tiene frente al beneficio (el económico, claro, que el social no cotiza en bolsa), sospecho que será porque fiscalmente le favorece –además de porque le debe una a quien se lo ha servido en bandeja– y, en el momento en el que deje de hacerlo, la pasará a Madrid, Cuenca, o Albacete, hayan trascurrido cinco años o tres meses. Igual es que soy muy pejiguera, pero no termino de verle los cuádriceps al hecho de que, lo que fue un proyecto de servicio público, se haya hecho migas en manos del PNV.

Bilatu