0 iruzkin

Poca alforja para tanto viaje

Martxelo Díaz

Ya está. Después de que Roberto Jiménez respondiera a los compañeros de Radio Euskadi lo que no ha contestado a las preguntas que le hemos hecho en sus comparecencias en las dos últimas semanas, se ha despejado la incógnita: el PSN presentará una enmienda a la totalidad a los presupuestos presentados por UPN. O eso al menos, es lo que la dirección planteará al Comité Regional que se celebrará el sábado, que es quien, formalmente, adoptará la decisión.

Juan José Lizarbe acaba de ofrecer una rueda de prensa en la que ha destacado que los presupuestos presentados por UPN no había por dónde cogerlos.

Es decir, el PSN ha estado dos semanas mareando la perdiz diciendo que iba a negociar con UPN para llegar a la misma conclusión a la que los grupos de la oposición llegaron en un primer momento: que los presupuestos de Yolanda Barcina únicamente profundizan en la política de recortes antisociales y que son rechazados por la mayoría de la población navarra. Bildu, NaBai, I-E y Geroa Bai lo vieron en un primer momento, el PSN ha necesitado mucho tiempo para llegar a la misma conclusión.

El objetivo de esta ronda de reuniones parece que ha sido mostrar que el PSN es un partido «centrado», que habla con todos los partidos –desde UPN a Bildu– y que posteriormente toma decisiones «sopesadas» en base a lo hablado en esas reuniones. Es una estrategia de manual, diseñada en un despacho, pero que ha sido tremendamente mal gestionada por el PSN. Su empecinamiento en ocultar lo que ya tenían decidido desde un primer momento –Lizarbe lo ha reconocido en su rueda de prensa hoy– ha rozado el absurdo. La frase del pato pasará a los anales. Lo único que han hecho es sembrar incertidumbre para volver al punto de partido y volver a dar oxígeno a UPN, que se presentará como «víctima de las maquinaciones del PSN». La imagen que han dado no es la que querían dar. Tanto rollo para esto.

/