1 iruzkin

La titubeante China tiene la llave en Venezuela

Sin olvidar el apoyo de lo que queda de movimiento bolivariano en una Latinoamérica en plena reacción derechista (ver debacle del FMLN en El Salvador), no hay duda de que el principal sostén político, e incluso militar, al Gobierno de Maduro desde el exterior es la Rusia de Putin. Un aval que seguro que ni los EEUU de Trump ni la UE abanderada por el español Sánchez están en condiciones de minimizar, vistos los expeditivos y exitosos precedentes en Crimea y Siria.

Pero no nos engañemos. Es y será China, y su actitud, la que decidirá el futuro de lo que vaya a pasar en el sufrido país caribeño. Y no solo porque es el principal aval económico, y primer y gran acreedor, de Venezuela. Precisamente, mostrar los dientes a China en su «patio trasero» es, junto con el derrocamiento del debilitado gobierno venezolano, el objetivo paralelo –acaso el primero– del plan de EEUU.

Pekín ha denunciado la injerencia en Venezuela, reiterando uno de los mantras de su política, internacional e interna. Pero a la vez mantiene un perfil bajo, en sintonía con su «diplomacia tranquila». Y todos, unos y otros, miran ansiosos a lo que China haga. O a lo que no haga.

/