Arthur PENN | 1922-2010

Un autor de obra poderosa e incómoda

GARA|2010/09/30 00:00

Arthur Penn, director de clásicos como «Bonnie and Clyde» y «Pequeño gran hombre», falleció el martes por la noche, un día después de haber cumplido 88 años, según informó ayer el diario «New York Times». Evan Bell, amigo personal de Penn durante 25 años, dijo que el cineasta llevaba enfermo casi un año. No han trascendido más detalles.

Penn fue tres veces candidato al Óscar al mejor director por «El milagro de Ana Sullivan», «Bonnie and Clyde» y «El restaurante de Alicia». Escritor, productor y director de obra poderosa y amplia, a lo largo de su carrera fue creando un estilo que conforme fue madurando se volvió cada vez más incómodo para un gran sector de la industria hollywoodense por su alto nivel de crítica social, moral e intelectual de los usos y costumbres de la población estadounidense.

Tras darse a conocer primero en el medio televisivo y, posteriormente, en Broadway como director de las obras «The Miracle Worker» y «All the Way Home», ganadoras del premio Tony, Penn dio el paso al cine en la década de 1960 y sus obras se caracterizaron por los temas sociales y políticos. En 1962 adaptó «El milagro de Ana Sullivan» al cine y el filme le reportó un Óscar a la mejor actriz a Anne Bancroft y otro a la mejor actriz de reparto para Patty Duke.

Auténticos clásicos

Otro de los clásicos que firmó fue «La jauría humana» (1966), donde dirigió a Marlon Brando, Robert Redford y Jane Fonda, en un estudio de cómo los infundios y la doble moral llevan a la locura a un pequeño pueblo texano. Un año después firmó la película por la que siempre se le recordará: «Bonnie and Clyde», una road movie, anticonvencional y provocadora protagonizada por unos criminales inolvidables con los rostros de Warren Beatty y Faye Dunaway. El filme, todo un hito en la cultura americana, se hizo con dos Óscar, a la mejor fotografía y a la mejor actriz de reparto, para Estelle Parsons.

«Arthur Penn trajo la sensibilidad de las películas europeas de arte y ensayo de los 60 a las cintas americanas», dijo el director y guionista Paul Schrader. «Cimentó el camino para una nueva generación de directores que llegaban desde las escuelas», añadió. Unos realizadores que continuaron la tendencia marcada por Penn con filmes orientados a la juventud y a romper tabúes como «Easy Rider» (1969), dirigida por Dennis Hopper, «Grupo salvaje» (1969), de Sam Peckinpah, o «El Graduado» (1967), de Mike Nichols.

En su trayectoria como director también destaca «Pequeño gran hombre» (1970), que narraba la conquista del Oeste desde una óptica diferente a la habitual (los indios eran los buenos), y «La noche se mueve» (1975), con Gene Hackman como un incisivo detective privado.

Casado desde 1955 y con dos hijos, Arthur Penn era hermano del reconocido director de fotografía Irving Penn, fallecido en octubre de 2009.