Ane Iparragirre
Nervión.

Cascadas, nacederos y gargantas: espectáculos de agua dulce

El agua fluye con energía por Euskal Herria, en forma de cascadas, saltos de agua y nacimientos de ríos que jalonan de belleza los cauces hidrográficos. Estas son nuestras diez propuestas, diez espectáculos accesibles.

Cascada de Goiuri
Está a escasos 25 kilómetros de Gasteiz y es un espectacular salto de agua, con algo más de 100 metros, uno de los tesoros que guarda el parque natural de Gorbeia. La ruta que nos lleva al mirador, con apenas 0,9 km., es un cómodo paseo. Desde este punto se disfruta de una magnífica panorámica de la cascada y sus aguas, que saltan al precipicio creado por su fuerza a largo de los años. El acceso parte desde el pueblo de Goiuri. La cascada es más espectacular en época de lluvias o inmediatamente después.

Nacedero del Nerbioi
En este lugar que divide Araba, Bizkaia y Burgos encontramos la cascada donde nace el río Nerbioi, origen de la ría de Bilbao. Más de 300 metros de caída libre –es el salto de agua más alto de todo el Estado español– en el que el agua se difumina hasta chocar con la roca de la montaña. Hay que visitarlo tras una fuerte tormenta, lluvias o en el deshielo. Para llegar hay que tomar la carretera que nos conduce desde el centro de Urduña hasta la cima del puerto de mismo nombre. Desde allí, debemos seguir la carretera hasta encontrarnos con la entrada del Monte Santiago y los aparcamientos.

Cascada de Aitzondo
Desde la sidrería Ola, en el barrio Meaka de Irun, comenzaremos el recorrido a través de una cómoda pista que nos acerca hasta la batería de hornos de Irugurutze. Son 10,5 km. 500 metros de desnivel, unas 3 horas y media, en un recorrido circular que transcurre por el Parque Natural de Aiako Harria, donde todavía quedan huellas y vestigios de su pasado minero. Desde el camino se aprecia otro de los grandes saltos de agua de Euskal Herria, con más de 100 metros: la cascada de Aitzondo o Irusta.

Nacedero del Errobi
El nacedero del río Errobi, cuyas aguas caudalosas atraviesan Nafarroa Beherea y Lapurdi buscando el mar en Baiona, se ubica en el municipio de Ezterenzubi, a los pies del monte Urkulu. Es un agradable paseo, sin ninguna complicación y, además, refrescante. Desde Ezterenzubi nos dirigimos en coche hacia el barrio de Beherobia hasta el hotel Les Sources de la Nive; desde allí se inicia la marcha, indicada por un cartel. No hay pérdida; el camino lleva al lugar donde nace el río, entre rocas y formando bañeras de agua. Media hora sin cuestas pronunciadas.

Nacedero del Biduze
Arla, inicio de esta excursión, es un conjunto de caseríos bien conservados donde finaliza la estrecha carretera que llega de Donaixti. En Arla nace un ancho camino carretil, indicado como «Sources de la Bidouze ». El camino, sin apenas desnivel es de 3 kilómetros –unos 40 minutos–, y en medio del bosque, paralelo al Biduze, un puente indica el cambio de orilla. Es un bonito sendero ascendente hasta el circo rocoso donde aparece la gran cueva en la que surgen las aguas que desembocarán en el Aturri.

Nacedero de Urederra
Declarado reserva natural en 1987, el nacedero del Urederra, en la sierra de Urbasa, es un enclave paradisíaco. Desde Lizarra, en menos de 20 minutos por la NA-718, llegaremos a Bakedano. Hay una zona habilitada para aparcar los vehículos, justo a la entrada del pueblo. El aforo del nacedero del Urederra se limitó hace tiempo a 450 personas a la vez, por lo que es necesario reservar plaza on line o retirar las entradas en el aparcamiento. Hay muchas cascadas y numerosas pozas de agua de color turquesa. Es un sendero de escasa dificultad, de 5,3 kilómetros de longitud (ida y vuelta).

Nacedero de Larraun
Recorrido circular desde Iribas que permite, en un cómodo paseo –salvo el repecho final de 300 metros– visitar el conjunto de sus nacederos. Gran parte de las aguas de la sierra de Aralar se filtran en su suelo calizo desaguando en estos nacederos: Aitzarrateta, que da origen al río Ertzilla y Basakaitz, donde nace el río Larraun. El recorrido se inicia en el aparcamiento ubicado en la entrada de Iribas. Desde allí hay que dirigirse hacia la iglesia. Dejando atrás el pueblo en dirección sur, se toma la pista. Son 5 kilómetros con una señalización perfectamente definida.

Cascada de Xorroxin
Sendero circular por el que se accede a la Cascada de Xorroxin, en la regata de Iñarbegi, uno de los manantiales del Bidasoa. El inicio se sitúa en el pueblo de Erratzu, cerca de Elizondo. Desde la plaza, un estrecho carretil asfaltado conduce entre prados hasta Gorostapolo, agrupación de caseríos que merece una visita. El recorrido de la Cascada de Xorroxin está incluido en los Senderos Singulares de Nafarroa. Son 8,5 kilómetros de suave recorrido, de dos horas de duración, perfectamente señalizado en blanco y verde.

Garganta de Kakueta
La excursión a Kakueta es una caminata suave de dos horas por un camino que pasa por el fondo de la garganta superando varias pasarelas y puentes. El itinerario descubre rincones preciosos, escondidos en medio de una flora abundante y exuberante. La famosa cascada de Kakueta, de unos 20 metros de altura, y la Grotte du Lac, con varias formaciones de estalactitas y estalagmitas, marcan el final. El recorrido parte junto al bar La Cascade, en Santa Grazi. De este verano, de todos modos, el acceso permenecerá cerrado.

Garganta de Ehujarre
Para montañeros más curtidos, la garganta de Ehujarre es otra de las maravillas naturales escondidas. Desde Santa Grazi, hay que descender el camino de la iglesia y, tras subir una pequeña cuesta, se llega a la entrada situada a la izquierda. El recorrido, marcado en blanco y verde, es perfecto para el verano, porque transcurre a la sombra. La ruta completa es de unos 13 kilómetros. Por el camino, unas gargantas impresionantes y la cueva de Molerse.

Honi buruzko guztia: Bertatik bertara