Ramón SOLA

PNV y Sortu buscarán acuerdos de mínimos frente a la cerrazón del Estado español

Un breve encuentro mantenido en la sede central de Sortu en Donostia abre una nueva etapa en la relación con el PNV. Ambos partidos coinciden en la falta de oferta estatal y apuestan por la búsqueda de acuerdos mínimos.

Reunión entre Sortu y PNV en Donostia. (Juan Carlos RUIZ/ARGAZKI PRESS)
Reunión entre Sortu y PNV en Donostia. (Juan Carlos RUIZ/ARGAZKI PRESS)

La constatación de que el Estado no tiene ninguna oferta para la ciudadanía vasca, ni en el terreno de la resolución del conflicto ni el del derecho a decidir, abre una nueva fase en la que PNV y Sortu ya dialogan y se muestran dispuestos a acordar. Hoy en Donostia han apuntalado este diagnóstico común y, en consecuencia, han lanzado la búsqueda de consensos de mínimos para abrir caminos.

La reunión ha comenzado a las 11.00 y por parte de Sortu han asistido el coordinador del Consejo Nacional, Hasier Arraiz, y Rufi Etxeberria, Pernando Barrena y Maribi Ugarteburu. La delegación del PNV ha estado formada por el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, y Pilar García de Salazar, Joseba Egibar y Koldo Mediavilla. No se ha tratado de una cita aislada, sino que tendrán continuidad. La próxima reunión se celebrará en Sabin Etxea.

Esta confluencia en el diagnóstico se ha plasmado al máximo nivel, con dos comparecencias de sus presidentes, Andoni Ortuzar (PNV) y Hasier Arraiz (Sortu). Ambos han remarcado la disposición a buscar acuerdos y se han mostrado muy críticos con la posición del Gobierno del PP. Afirman que la ciudadanía vasca no entendería que en este contexto de bloqueo a la solución y de recentralización constante no se produjera una acción conjunta de los dos grandes partidos abertzales. Lo primero será elaborar una agenda sobre de los ámbitos en que se puede articular un trabajo conjunto.

Arraiz ha reflejado esta sintonía de diagnóstico afirmando que «Madrid ha cerrado las puertas no solo a la izquierda abertzale, sino también al PNV». Por ello, acuerdan buscan los consensos necesarios en Euskal Herria y hacerlo desde una perspectiva «progresiva».

Ortuzar y Arraiz se han mostrado de acuerdo también en que esta «relación formal» debe llevar parejo el cierre de la «fase de reproches» mutuos entre ambos partidos en aspectos como la posición ante la resolución del conflicto. El mandatario jeltzale ha apuntado que en reuniones previas «se ha dicho todo lo que había que decir», por lo que este encuentro «más que para saldar cuentas con el pasado» ha servido para «empezar a hablar del futuro».

Obviamente, también ambos han admitido que mantienen «discrepancias múltiples» en temas como la política económica, pero por encima de ello han subrayado esta vez la coincidencia la oposicón al modelo de Estado de PP y PSOE según Ortuzar, al que Arraiz ha añadido el espacio de «la resolución democrática del conflicto».