Iñaki SOTO e Iñaki ALTUNA

La transformación de NAIZ, más que un cambio de estilo

gara-2020-11-24-Opinión
NAIZ se transforma.

En tiempo de desolación nunca hacer mudanza», decía Ignacio de Loiola. Se refería a la fe en Dios y contraponía desolación a consuelo, pero hoy en día el consejo se utiliza lo mismo para coaching empresarial que para tribuna parlamentaria. Y tiene sentido, casi siempre. En medio de un expolio y de una pandemia –un tiempo histórico realmente desolador–, cuando, además, tienes los mejores resultados de tu historia, con meses de un 150% más de tráfico respecto al año anterior, que ya fue espectacular… ¿es realmente el momento de cambiar NAIZ? ¿Seguro que es necesario? ¿No estaremos tocando algo que funciona?

Sí, es necesario. Se puede decir que es vital para seguir avanzando a esta velocidad, para adaptarse a la realidad y adelantarse a lo que viene. Ocho años después de su fundación, el diseño de NAIZ está gastado. Es cómodo para el usuario habitual y funciona, pero resulta limitado. Hay muchas cosas que no se pueden hacer o que quedan mal. Este es precisamente uno de los objetivos del cambio: poder romper esas barreras, que se puedan hacer más cosas y que el buen periodismo luzca.

Porque para nuestro proyecto en internet lo que funciona son los contenidos y los autores, la calidad. Los datos así lo avalan. El enfoque propio, el análisis, los testimonios, las entrevistas, la opinión… es lo que hace único a un medio como el nuestro. El diseño debe favorecer la sustancia periodística, debe estar al servicio de los contenidos. Los debe potenciar y expandir, y para eso los debe jerarquizar. Uno de los fundamentos de este oficio es organizar la información y transformarla en periodismo, es decir, hacer el trabajo que facilite a los lectores, oyentes y espectadores el estar informados en base a criterios veraces y honestos.

Por eso, la nueva jerarquía y organización de las páginas y los artículos serán importantes en el nuevo NAIZ. Habrá más portadas, que a su vez serán puertas a otros espacios en los que los visitantes podrán encontrar más cosas que sean más de su interés. En este tiempo nos hemos dado cuenta de que producimos mucho más de lo que puede parecer en un principio y que, sobre todo, hablamos de muchas más cosas de las que la gente piensa. Por eso, las piezas serán las protagonistas de este NAIZ, por encima de otras categorías más tradicionales como las secciones del papel.

En internet, a la gente cada vez le importa menos si un artículo ha salido publicado en Zazpika o Gaur8, si es una entrevista realizada en NAIZ Irratia, si ayer estuvo en internet todo el día o si hoy es la apertura de una sección de GARA. Un buen artículo tiene varias vidas posibles y la más popular hoy en día es la que se abre en la red. Eso sí, necesita estar bien escrita y diseñada, bien presentada y difundida. Todo lo demás debe estar al servicio del talento y el oficio.

Detrás de esta transformación hay cambios profundos en la manera de trabajar y producir. Entre otras razones, porque la comunidad que ahora sostiene estos medios no es la misma que los fundó. Adaptarse a sus necesidades es obligatorio. Se debe garantizar la transmisión entre generaciones. Se puede decir que el papel no es para las generaciones más jóvenes, pero no se puede decir lo contrario: jóvenes, adultos y personas mayores tienen costumbres diferentes para utilizar la red, pero para todos ellos es una fuente principal de información. El servicio a los suscriptores es lo que debe guiar el trabajo de quienes hacen todos los productos del grupo, también NAIZ. Y parte del mandato de estos equipos es lograr la mayor difusión posible de los contenidos propios.

Con este nuevo diseño las imágenes adquieren más peso en la presentación de las piezas. Se va a ver mejor el trabajo de los fotógrafos y se van a poder hacer más cosas con esas imágenes. Lo mismo con los vídeos y otros recursos audiovisuales. Precisamente, otro de los desarrollos de NAIZ ha sido el carácter transmedia, ese periodismo que conjuga diferentes formas de narrar, con base en los textos pero aportando voces e imágenes. La creación de equipos dedicados profesionalmente a diferentes ámbitos del periodismo ha posibilitado una cooperación que se va a acrecentar, porque la demanda de esos contenidos enriquecidos va a ir a más.

En los últimos años, NAIZ Irratia es el mejor ejemplo de este avance. Una radio nacional en euskara, con licencias en gran parte del país y tecnológicamente avanzada. Esos elementos definen una parte importante del desarrollo futuro del proyecto comunicativo. Ser un medio joven también ofrece ventajas en este contexto. El potencial de esa conexión entre equipos y formas de contar la realidad vasca se verá en los próximos meses y años.

Otro ejemplo de un medio que ha adquirido otra dimensión es “Mediabask”, que junto con Kazeta ha roto fronteras y se ha convertido en una referencia ineludible en Ipar Euskal Herria. En colaboración con NAIZ, están logrando unos resultados espectaculares en difusión e impacto. En un país pequeño como el nuestro la cooperación es el único método para subsistir y desarrollarse.

Otro objetivo del cambio es que sea constante, que no espere a otra revolución dentro de una década, sino que vaya adaptándose, transformándose según avanzamos tecnológicamente y cambian nuestro equipo y nuestra comunidad. Por ejemplo, los dispositivos móviles, fuente principal de tráfico, se benefician de este nuevo diseño, que será más intuitivo y amable.

Anoche daba vértigo enviar este artículo a rotativa. Si todo ha salido bien, esperamos que os haya gustado el cambio y que disfrutéis de las ventajas del nuevo diseño. Con los días y las semanas se irán implementando más cosas. Si algo ha fallado –ojo, sigue siendo 2020–, pedimos disculpas. Todo el equipo estará trabajando a destajo para poder ofrecer cuanto antes a través de todos los canales un periodismo profesional, diseñado y hecho en Euskal Herria, comprometido con los sueños y los desvelos de su gente.

 

El compromiso de reinvertir los fondos del expolio

Tal y como se explicó al informar sobre el expolio a GARA, la apuesta era atender al calendario de pagos de la deuda a la vez que se mantenía el calendario de inversiones. La transformación digital es un pilar básico de este proyecto. Querían empobrecer al país, ponerlo mirando al pasado, y la respuesta fue que no, que había que mirar al futuro y defender la pluralidad de la sociedad vasca y la libertad de prensa. Se han pagado ya 2,5 millones de euros, a medio millón de euros cada seis meses, y aún falta otro plazo que vencerá el año que viene. Las 10.000 nuevas suscripciones han hecho posible que no se cierre GARA y que el desarrollo de nuevos proyectos sea viable. Ahora, todo ello debe mantenerse en el tiempo.

La comunidad que ha hecho posible este cambio, los y las fundamentales, necesitan medios de comunicación no para mirarse a sí mismos, para ensimismarse, sino para difundir un lectura propia y plural sobre la realidad vasca. Este nuevo diseño servirá para lograr una mayor expansión.

Diseinuaz harago doan eraldaketa

Oraindik Interneten sartu ez bazara, segi NAIZ berritua ikustera! Eraldatuta dator, itxuraz gain, barruak ere aldatu baititu. Kalitate handiko kazetaritza egiteko helburuz, edukiak dira protagonista, formatu desberdinetan. Irudiak garrantzi handiagoa du. Transmedia ikuspuntua indartu nahi da, besteak beste. NAIZ Irratia da horren adibide ona. Euskal Herriak dituen erronkei aurre egiteko komunikabideak eraikitzeko beste urrats bat da. “Mediabask” ere adibide ona da. Portada desberdinak egongo dira, beste eduki batzuetaranzko bidea irekiko duten ateak. Espoliazioari aurre egiteaz gain, helburua berrinbertitzea zen. Ari gara.