Martxelo Diaz

La incineradora de Zubieta ha perdido la necesaria autorización de Industria

La incineradora de Zubieta ha perdido la necesaria autorización de Industria para realizar la llamada valorización de residuos, según ha denunciado GuraSOS. El Gobierno de Lakua señala que no le consta esta situación.

La incineradora de Zubieta quemando residuos en diciembre de 2019. (Gorka RUBIO/FOKU)
La incineradora de Zubieta quemando residuos en diciembre de 2019. (Gorka RUBIO/FOKU)

La incineradora de Zubieta no dispone de la necesaria autorización de Industria para desarrollar su actividad, según documentación a la que ha tenido acceso el colectivo GuraSOS. La autorización habría caducado y no ha sido renovada. El Departamento de Industria del Gobierno de Lakua, en cambio, ha señalado a NAIZ que no tiene constancia de que esta sea la situación.

La incineradora está catalogada como un centro de revalorización de residuos. Es decir, su objetivo declarado es generar electricidad como resultado de la quema de residuos municipales. Para ello, es necesaria una doble licencia. Por un lado, está la de impacto ambiental, que acaba de ser confirmada por la consejera Arantxa Tapia el 26 de noviembre, desestimando un recurso de GuraSOS. La segunda es la que corresponde al Departamento de Industria del Gobierno de Lakua. Curiosamente, tras las elecciones, las dos licencias dependen de una misma consejería, la que dirige Arantxa Tapia, cuyo departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras incluye Medio Ambiente.

Hasta el momento, según ha explicado GuraSOS en una comparecencia telemática con varios medios, en la incineradora de Zubieta habían funcionado con una autorización provisional que ha caducado el 15 de noviembre y que no ha sido renovada.

El principal problema al que no ha podido hacer frente Ekondakin, la concesionaria de la incineradora, es un accidente que sufrió el núcleo del transformador eléctrico, un elemento imprescindible para verter a la red la energía generada en la planta de Zubieta.

Solo un transformador

Según destaca GuraSOS, en Zubieta solo hay un transformador, a pesar de que en este tipo de instalaciones lo habitual es que haya dos. Uno de ellos tiene como función bajar la tensión de la red al consumo y el otro subirla de la generación a la red para su posterior distribución. En Zubieta, en cambio, habría un único transformador para las dos funciones y sufrió un incidente en el que se le quemó el núcleo, que obligó a trasladarlo a Alemania para repararlo. Actualmente, según GuraSOS, estarían funcionando con un transformador de obra que no reuniría las características necesarias para esta actividad.

En este escenario, Ekondakin había solicitado una ampliación de la autorización de Industria, que caducaba el 15 de noviembre, y el martes recibieron la notificación de que no se la concedían, por lo que no dispone de la preceptiva autorización para proceder a la denominada valorización.

Tras conocer esta resolución, GuraSOS ha presentado un escrito en el Departamento de Industria recordando que la ley establece que debería producirse un cese automático de la actividad hasta que se subsane la carencia. El Departamento de Industria sí que ha recibido este documento, según ha confirmado a NAIZ.

Curiosamente, aunque en Zubieta se están quemando residuos municipales en la incineradora no se ha generado nunca electridad, según denuncia GuraSOS. Es decir, estaríamos ante una planta de valorización que nunca ha valorizado. Así consta en documentos del departamento que dirige Tapia y que están en poder de GuraSOS, en los que Red Eléctrica de España (REE), la empresa encargada de la distribución de la energía eléctrica en el Estado español, señala que no le consta que desde la incineradora de Zubieta se haya registrado aportación alguna de energía a la red.

GHK pedirá «información detallada» a Ekondakin

Tras difundirse la noticia, GHK (Gipuzkoako Hondakinen Kudeaketa) ha anunciado que solicitará a Ekondakin «información detallada de los trámites administrativos pendientes» con Industria.

En un comunicado, ha asegurado que «tanto la Autorización Ambiental Integrada, como la licencia de actividad tienen carácter definitivo y están plenamente vigentes» y que las instalaciones de Zubieta «continúan tratando la totalidad de los residuos de Gipuzkoa con absoluta normalidad». También asegura, al contrario de lo que afirma GuraSOS, que las instalaciones de tratamiento «ya están produciendo energía eléctrica».