NAIZ

‘Non dago Mikel?’ obtiene el premio Lauaxeta de la Diputación de Bizkaia

La película ‘Non dago Mikel?’, de Amaia Merino y Miguel Ángel Llamas «Pitu», ha sido galardonada con el premio Lauaxeta que otorga la Diputación de Bizkaia. El documental recoge lo sucedido con Mikel Zabalza hace 35 años.

Amaia Merino, directora de «Non dago Mikel?», junto a Miguel Ángel Llamas «Pitu». (Idoia ZABALETA/FOKU)
Amaia Merino, directora de ‘Non dago Mikel?’, junto a Miguel Ángel Llamas «Pitu». (Idoia ZABALETA/FOKU)

El premio Lauaxeta, en su categoría de Audiovisual, que reconoce las obras audiovisuales en formato documental creadas en euskara sobre memoria histórica, ha recaído este año en la directora Amaia Merino Unzueta y el director Miguel Angel Llamas Montoya «Pitu» por su obra ‘Non dago Mikel?’, que recoge lo sucedido con Mikel Zabalza.

Según ha destacado el jurado, el documental ‘Non dago Mikel?’ ofrece «una mirada para la reflexión» y, «recuperados los hechos y testimonios de hace 35 años, y explicados con crudeza, nos hace la propuesta de conocer y no olvidar».

«Aún más, recuerda también lo vivido durante todos estos años, sin ocultar el sufrimiento de las diferentes generaciones y el pasado ligado al futuro, para reivindicar la importancia de la verdad, la justicia y la memoria», añade.

Llamas ha señalado, en declaraciones a NAIZ, su satisfacción por el galardón recibido. Asimismo, ha destacado que fue una sorpresa, ya que en este galardón no se presentan candidaturas sino es el jurado el que elige a los premiados. «Realmente, nos sorprendimos cuando nos llamaron para darnos la noticia», ha declarado.

‘Non dago Mikel?’ recibió una mención especial del jurado en el pasado Zinemaldia.

Gerediaga y Olave, en poesía

Del libro de poemas ‘Natura berriak’ de Jon Gerediaga (Bilbo 1975), galardonado en la categoría de Poesía de mayores de 35 años, el jurado destaca que «su lenguaje poético se relaciona con la tradición de la poesía vasca que ha utilizado la naturaleza como tema», así como que «expone con rigor los elementos de la naturaleza en sus breves textos, pero no le faltan palabras cuando tiene que mostrar la fuerza de la naturaleza».

Así mismo, indica que Jon Gerediaga «ha configurado el recorrido en un lenguaje simbólico comprensible» y señala que el libro tiene «una cohesión principal, completando y describiendo el paso del tiempo con frases magníficas».

Por su parte, según el jurado ,el título completo del libro de Elena Olave (Durango 1997), galardonado con el premio de Poesía a menores de 35 años, ‘Zelda -Gorputz honetatik-’, «no es algo que se ha hecho a la ligera, porque el título muestra el estrecho estado del yo».

«La poetisa ha tomado un punto de partida claro en su primer libro de poemas, para componer un áspero lenguaje poético corporal. Las incomodidades que le ha creado el mundo son la base de la trayectoria del libro, y en las secciones del libro, la joven poeta ha hecho una búsqueda contra los límites que le pone la realidad, siempre superponiendo el cuerpo en el camino recorrido hacia el descubrimiento de la subjetividad», destaca el jurado.

Así mismo, añade que, como licenciada en Historia del Arte, «no faltan las aportaciones del arte y las reflexiones sobre las limitaciones del lenguaje para reflejar la realidad, con dudas y espectáculos de sentimientos». En esta evolución, agrega, las citas a otros escritores «tienen mucho que decir, ya que ayudan a este viaje por la propia naturaleza».

En su intervención, la diputada de Euskara y Cultura, Lorea Bilbao, ha destacado «la riqueza y la capacidad para adaptarse que tiene el euskara». «No podemos negar que es rico y ha mostrado una vez más una tremenda capacidad para adecuarse a esta nueva situación. No hay ningún ámbito al que el euskara no se pueda adaptar», ha manifestado.