Joseba Iturria

La Real supera a rivales de menos calidad y sufre ante los de más poder físico y económico

La goleada encajada ante el Manchester United en Turín ha levantado muchas críticas a Imanol por la forma de plantear el partido, pero no hizo más que confirmar que el conjunto blanquiazul puede cumplir sus objetivos en la Liga española, pero es superado en Europa ante los equipos más poderosos.

Scott McTominay superó con su físico a Le Normand y Merino. (Marco BERTORELLO/AFP)
Scott McTominay superó con su físico a Le Normand y Merino. (Marco BERTORELLO/AFP)

La Real apostó tras salvarse en la última jornada de la temporada 2010-11, la de su regreso a Primera, por sustituir a Martín Lasarte y fichar a un entrenador como Philippe Montanier que se decantó por un juego ofensivo y una idea de juego basada en la calidad técnica de sus jugadores que se ha trabajado en Zubieta y que han desarrollado entrenadores como Eusebio e Imanol.

Esa idea de juego ha permitido al conjunto blanquiazul clasificarse para la Liga de Campeones en la temporada 12-13, para la previa de la Europa League en la 13-14, y para la fase de grupos de la segunda competición continental en las temporadas 16-17 y 19-20.

Cuatro clasificaciones europeas en ocho temporadas que acabaron con eliminaciones ante equipos que le superaban en otro fútbol con más velocidad y más fortaleza física. Pero sobre todo le superan en el plano económico, lo que les permite fichar mejores jugadores.

Porque el fútbol tiene una lógica y, de la misma manera que en la Liga española los cuatro equipos con más prespuesto son los cuatro primeros, el City y el United son los dos primeros en la liga más fuerte económicamente ahora.

El partido de Turín llevó a recordar la superioridad física de un Manchester United de menos nivel que el actual en la fase de grupos de la Champions, en la que la misma Real que había acabado cuarta en la Liga española el año anterior, con la única baja de Illarra, solo sumó un punto ante los ingleses en los seis partidos de la liguilla que compartieron con Shakhtar y Bayer Leverkusen. Los entrenados por Arrasate solo marcaron un gol.

El recuerdo de Eusebio

Al año siguiente fue el Krasnodar el que eliminó a la Real en la previa de la Europa League con un 3-0 en el partido de vuelta y en la temporada 17-18 el Zenit ganó los dos partidos por 3-1 y 1-3 y el Red Bull Salzburgo (2-2 en Anoeta y 2-1 en Austria) eliminó a los de Eusebio, que quedó muy tocado.

Los comentarios escuchados por las declaraciones de Imanol tras el partido de Turín hacen recordar lo que se decía tras aquella eliminación europea que poco después tuvo como consecuencia la destitución del técnico vallisoletano por ser fiel a la idea de juego que había llevado a Europa la temporada anterior.

Aquella Real, como la de Imanol, sometía a los rivales de menos calidad con un estilo muy similar basado en iniciar el juego desde atrás y en tener el control del balón y del partido. La Real acabó sexta gracias a un gol de Juanmi en Vigo en la última jornada y solo fue capaz de sumar cuatro puntos en los doce partidos jugados contra los otros seis equipos que se clasificaron para Europa y también perdió los dos jugados contra el Barcelona en la Copa.

Tras sustituir a Loren por Olabe, la Real buscó un cambio en el estilo de juego con la llegada de Asier Garitano y no cuajó. Tuvo que volver Imanol para devolver al equipo blanquiazul al estilo en el que creen los jugadores, con un mayor rigor defensivo y más versatilidad porque en muchos partidos sí ha cambiado la forma de jugar.

Aún así, el equipo blanquiazul le cuesta ganar a los equipos que tienen más calidad y más recursos económicos para fichar jugadores más completos. Esta temporada ha sumado un punto ante el Real Madrid en los cuatro partidos jugados ante los equipos que le preceden en la tabla, otro en los dos partidos contra el Nápoles y perdió 0-4 ante el Manchester United.

Otra dimensión económica

Pero la Real no perdió en Turín por intentar ser fiel a su estilo de juego, como dijo Imanol y como se le critica por decirlo. No compitió en Turín porque el Manchester United está a otro nivel, en el plano físico y en la velocidad de su juego, pero sobre todo en lo económico.

En la primera media hora no le dejó casi ni salir de su campo con su fuerte presión y fue capaz de buscar los espacios sin estar tan adelantada la Real como en el segundo tiempo, en el que sí fue letal al contragolpe a los espacios que dejaba la defensa adelantada.

La Real habría perdido de cualquier manera en Turín. Una cosa es cambiar la forma de jugar ante el Mirandés y otra ante el Manchester, que se ha gastado en los últimos cinco años 832 millones de euros solo en traspasos, como los 80 que va a pagar por Bruno Fernandes y por Martial, como pagó 114 por Pogba, 53 por Fred, 40 por Van de Beek, 25 por De Gea...

Y no solo son los traspasos. En un ranking de los diez jugadores mejor pagados de la Premier League aparecían De Gea (23 millones anuales), Pogba (17,8), Martial (15.3) y Rashford (12,3) y Cavani estaba cerca con 11,5. Y eso que su mejor jugador, Bruno Fernandes, solo debe cobrar 4,5. Su presupuesto supera los 700 millones de euros, el tercero más alto del fútbol mundial, siete veces más que el de la Real.

Volverse loco por ser arrollado por un equipo con este poder económico sería un error. El objetivo de la Real que se marcó Olabe es jugar en Europa todos los años y el estilo de juego actual no solo permite estar quinto, también atrae jugadores de una calidad especial como David Silva para poder desarrollarlo. Ojalá todos los años la Real sea superada por equipos de otro nivel como el Manchester United.

Ante el Alavés sin Aritz ni Zaldua

Para eso lo que toca es pasar página y empezar a centrarse en la Liga en el partido que este domingo jugará la Real a las 16.15 en Anoeta contra el Alavés. El equipo blanquiazul ha tenido este viernes la habitual sesión post partido y los titulares solo tendrán un entrenamiento para preparar el derbi el sábado a las 16.00.

Con la eliminatoria abierta, Imanol habría dado descanso a jugadores titulares, pero el 0-4 invita a que los menos habituales jueguen en Old Trafford el próximo jueves para priorizar el partido contra el Alavés.

Causarán baja Aritz Elustondo, al sufrir «un derrame articular en el tobillo derecho que está en fase de valoración y de momento será tratado con fisiterapia y trabajo personalizado», según ha comunicado el club; y Joseba Zaldua, al ser diagnosticado esta tarde una «lesión de grado 2 a nivel proximal del bíceps femoral de su muslo derecho». Carlos Fernández tampoco se ha entrenado este viernes con sus compañeros por la sobrecarga que le impidió vajar a Turín. Ha realizado trabajo individualizado y, salvo sorpresa, tampoco jugará ante el Alavés.