Joseba Iturria

Isak ha marcado 22 de sus 28 goles con la Real desde el 14 de diciembre al 21 febrero

El delantero sueco ha logrado el 79% de sus tantos en los escasos 25 partidos oficiales jugados en ese periodo que han coincidido con los movimientos del mercado con Willian José y apenas seis en sus 47 encuentros del resto del año.

Isak, en uno de los tres goles que marcó al portero del Alavés, Pacheco, el domingo. (Gorka RUBIO/FOKU)
Isak, en uno de los tres goles que marcó al portero del Alavés, Pacheco, el domingo. (Gorka RUBIO/FOKU)

Alexander Isak consiguió el domingo ante el Alavés su primer hat-trick con la Real Sociedad y el segundo en su carrera profesional para igualar además el récord que ostenta ahora con John Aldridge y Darko Kovacevic, que han sido los únicos que han marcado en seis jornadas consecutivas en Liga en la historia del club blanquiazul.

Isak comenzó su racha en el primer partido de Liga que jugó este año el 9 de enero con un gol en el campo de Sevilla y desde entonces ha marcado en seis jornadas seguidas ante Betis, Villarreal, Cádiz (2), Getafe y Alavés (3).

No marcó en la semifinal de la Supercopa ante el Barcelona, en el partido de Copa contra el Betis ni contra el Manchester United en Turín. Ha logrado nueve goles en los nueve partidos oficiales que ha jugado este año, a los que hay que añadir el marcado al Levante el 19 de diciembre para completar una racha de diez en doce partidos.

Mejor fue todavía su racha de la pasada temporada que comenzó el 14 de diciembre ante el Barcelona en Liga, siguió en Becerril en la Copa (2) y ante Osasuna en Liga en los tres últimos partidos del año. El 22 de enero volvió a coger la racha y marcó ocho goles en seis partidos oficiales seguidos ante Espanyol, Osasuna (2) y Real Madrid (2) en la Copa y Mallorca, Leganés y Athletic el 9 de febrero en la Liga. Marcó doce goles en los doce partidos que jugó en menos de dos meses.

Si se juntan los goles marcados en las dos rachas entre el 14 de diciembre y el 21 de febrero, Isak acumula 22 goles en 25 partidos, lo que implica que ha conseguido el 78,6% de sus tantos con la Real en esas nueve semanas invernales mientras que en el resto del año ha logrado apenas seis en 47 encuentros oficiales.

Una transformación única

Los delanteros viven de las rachas, los jóvenes son más irregulares, pero nunca se ha visto una transformación parecida a la de Isak, que parece un jugador sin confianza y limitado la mayor parte del año y uno de los mejores delanteros del mundo cuando está en racha y con confianza.

Alguno puede pensar que le puede favorecer el invierno por su condición de sueco, pero lo más reseñable ha sido su reacción en los dos mercados de invierno cuando los representantes de Willian José le buscaban una salida. Da la sensación de que la competencia con el brasileño le ha limitado, al margen de que ha jugado menos minutos cuando han estado los dos disponibles.

Cuando se ha quedado como delantero centro sin alternativa ha dado su mejor nivel. Se podía temer que con su juventud, tiene 21 años, le pesara la responsabilidad, pero ha sido justo lo contrario y ha aprovechado la situación y la confianza que siempre han tenido en él Imanol y Roberto Olabe.

Lo que cabe esperar es que, sin Willian José, no se detenga su racha como el año pasado en febrero porque solo marcó dos goles ante Espanyol y Levante en dos jornadas seguidos en los últimos dieciséis partidos oficiales que jugó.

Jornada de descanso

El sueco y sus compañeros han disfrutado este lunes de una jornada de descanso tras su victoria ante el Alavés. La Real se entrenará el martes y el miércoles en Zubieta y no como es habitual en la Europa League en la víspera en el campo donde se juegan fuera de casa los partidos internacionales.

Los blanquiazules han preferido entrenarse en Zubieta y pisar solo Old Trafford para jugar el jueves a las 21:00 en un partido en el que lo normal sería que tras el 0-4 de la ida Imanol utilice a los menos habituales para proteger a los titulares.

No sería de extrañar que algunos titulares ni viajen para no correr riesgos de lesión o de casos de coronavirus y guardar todas las energías para el partido de Liga que la Real jugará el lunes en el campo de un Real Madrid que este miércoles deberá jugar con los mejores ante el Atalanta la ida de su eliminatoria de Liga Campeones.

La Real debe marcarse como prioridad la Liga en las catorce jornadas que quedan para mantener la quinta plaza, la última que da derecho a jugar la fase de grupos de la Europa League la próxima temporada porque para que entre el sexto deberán ganar la final el Sevilla o el Barcelona.

El equipo blanquiazul ha afianzado con sus tres últimas victorias consecutivas esa quinta plaza con cuatro puntos de ventaja al Villarreal, cinco al Betis, diez al Levante, once al Granada y doce al Athletic y al Celta, pero tiene que jugar todavía contra los cuatro primeros.