El zaguero Stuart Hogg celebra el ensayo sobre la bocina que ha dado el triunfo a Escocia en terreno francés. (MARTIN BUREAU / AFP)
El zaguero Stuart Hogg celebra el ensayo sobre la bocina que ha dado el triunfo a Escocia en terreno francés. (MARTIN BUREAU / AFP)
Imanol  Intziarte

Francia no puede con Escocia y Gales celebra desde el sofá su título del Seis Naciones

Los galos necesitaban ganar por más de veinte puntos para desbancar del primer puesto a los dragones, pero ni siquiera han conseguido llevarse la victoria. En un partido de alternativas, los del cardo han anotado el ensayo decisivo con el tiempo cumplido (23-27). 

Gales se ha proclamado esta noche, sin jugar, campeón del Seis Naciones 2021. En un partido aplazado en su día por un brote de covid en la concentración del seleccionado ‘bleu’, Francia no ha podido escalar la montaña que suponía derrotar a Escocia con bonus ofensivo y por más de 20 puntos de diferencia. Incluso la victoria se le ha escapado a última hora (23-27), con lo que Francia, Irlanda y Escocia terminan su periplo con tres victorias y dos derrotas.  

De arranque a Francia le ha pasado lo que suele pasar cuando no solo te sirve ganar, sino que necesitas un amplio average. Que quieres meter el segundo ensayo antes de meter el primero. Escocia, más tranquila, se lo hecho pagar con el ensayo de Van der Merwe al cuarto de hora (3-7).  

El bofetón y el correr de los minutos han asentado a los de Galthié, y antes del descanso han revertido el marcador con un posado de Dulin (13-10). Poco ha faltado para que llegara la segunda marca en un saque de banda a cinco metros, pero Escocia ha robado el balón para finiquitar la primera mitad.

Unos segundos antes, el zaguero de los del cardo, Stuart Hogg, había visto la amarilla, así que Francia empezaba en superioridad la segunda parte. Era de esperar un arranque explosivo, y Penaud lo ha transformado en puntos (18-10, m.45). Francia se lo creía.

Reacción caledonia

Pero Escocia no había viajado hasta París para ejercer de convidado de piedra. Ha retomado los mandos de la nave, Russell ha recortado distancias con el pie y Cherry ha culminado una jugada de line-maul para poner a los suyos nuevamente por delante (18-20, m.61).

En Cardiff posiblemente empezaba a correr la cerveza para celebrar el sexto título desde que se adoptó el formato de Seis Naciones, el vigésimo octavo en total –a uno de Inglaterra–, y doce de ellos con Grand Slam incorporado. El de este año se les escapó la semana pasada en los cinco minutos finales ante Francia.

El partido entraba en una nueva dinámica, la de llevarse la victoria. Que no es poco. En ese toma y daca, Francia volvía a adelantarse con un ensayo de Rebbadj (23-20, m.65).

En el turno de réplica de Escocia, Russell ha sacado a pasear su codo mientras llevaba el balón y ha impactado en el cuello de Dulin. Roja para el apertura, que ha sellado así un torneo muy por debajo de lo que se espera de él. El analista Javier Señarís, el hombre que más rugby ve sobre la faz de la tierra, ya venía advirtiendo de que Russell había sido en cada partido el mejor jugador del equipo rival.  

La amarilla a Serin ha equilibrado las fuerzas, y ya con el tiempo cumplido los franceses se han equivocado al no mandar el balón fuera para finiquitar el partido. Escocia ha recuperado la posesión y ha puesto al sello a un entretenido partido de ida y vuelta con el segundo ensayo de Van der Merwe (23-27). Francia ha sufrido en sus carnes la remontada a última hora que infligió a Gales hace seis días. Quien a hierro mata… Hacía 22 años que Escocia no ganaba en París.