Maite Ubiria

Las medidas de confinamiento se aplicarán en Ipar Euskal Herria, con cierre de escuelas

Las restricciones aplicadas ya en 19 departamentos se extenderán a todo el Hexágono, también a Ipar Euskal Herria. Cerrarán los comercios no esenciales, se generalizará el teletrabajo, y cerrarán los colegios durante tres semanas. Quedan prohibidos los viajes pero se podrá salir del domicilio.

Macron ha expuesto las medidas que incluyen el cierre de centros escolares. (LUDOVIC MARIN/AFP)
Macron ha expuesto las medidas que incluyen el cierre de centros escolares. (LUDOVIC MARIN/AFP)

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha marcado el año del inicio de la pandemia, con una alocución televisada a las 20.00 destinada a recordar lo sufrido en ese periodo, pero sobretodo a remarcar que queda por hacer «un último esfuerzo» para remontar la crisis sanitaria.

En este sentido, ha dibujado un cuadro nuevo, de restricciones en todo el Hexágono, para ganar tiempo, ha dicho, cara a que la vacunación dé los resultados esperados. A este respecto ha mantenido el objetivo global de que todas las personas de más de 18 años hayan recibido la vacuna para finales de verano.

Se trata de «un esfuerzo a realizar por todos durante el mes de abril», ha expuesto Macron, en la esperanza de que se pueda ir a «una vuelta relativa a la normalidad a mediados de mayo», que permitiría encarar una reapertura, siquiera parcial, de las actividades culturales, deportivas y de hostelería.

«Tabula rasa» y queja de médicos vascos

Así durante al menos cuatro semanas las restricciones que regían ya en los 19 departamentos en zona roja desde mediados de marzo se extenderán a todo el Hexágono.

Ello aunque la situación sanitaria sea muy dispar según los territorios. Macron ha optado por hacer tabula rasa. De esta forma, en el departamento de Pirineos Atlánticos, que incluye a Ipar Euskal Herria, donde la tasa acumulada a siete días es de 84 casos por 100.000 habitantes, regirán las mismas restricciones que en Seine-Saint-Denis, donde la tasa de incidencia supera los 780 casos de incidencia.

Se acabó la llamada estrategia de territorialización. Una opción que han lamentado dos médicos vascos, Xabi Chabagno, que ha asegurado en Euskal Irratiak que «la tasa de incidencia en Ipar Euskal Herria no justifica las medidas anunciadas» y el doctor biarriztarra Guillaume Barucq que, con ayuda de las gráficas de datos de las últimas cuatro semanas, ha remarcado en redes sociales que el departamento que incluye a Ipar Euskal Herria se sitúa entre los que registran una mejor situación pandémica.

Unos cierres el sábado, otros pasada Pascua

A raíz de esa generalización del confinamiento adaptado, que entra en vigor el sábado, pero cuyas medidas principales de postergan al martes 6 de abril, tras el largo fin de semana de Pascua, en Ipar Euskal Herria cerrarán algunos comercios no esenciales -a diferencia de anteriores confinamientos no bajan la persiana, por ejemplo, las librerías, las peluquerías o los concesionarios de vehículos- y se sistematizará el teletrabajo.

Las guarderías cerrarán. Y las escuelas también estarán clausuradas durante tres a cuatro semanas. Con todo, en la semana del 6 de abril habrá clases desde casa. Y ya desde el 12 de abril se aplicarán, por igual en el conjunto hexagonal, las dos semanas de vacaciones de primavera.

Así las cosas, los escolares vascos retornarán a las clases presenciales entre el 26 de abril y 3 de mayo de manera escalonada, en función de los niveles.

Por otra parte, la movilidad quedará restringida. No se podrá viajar a otras regiones salvo por motivos justificados. La medida se aplicara desde el martes.

No se impondrá el confinamiento domiciliario. Así se podrá salir de casa sin restricción hasta la hora del toque de queda (19.00) en un radio de 10 kilómetros desde el domicilio. A partir de esa distancia habrá que aportar un justificante.

Como el objetivo es limitar los contactos, están prohibidas las reuniones «no comunicadas» de más de seis personas, también en el exterior. En casa la recomendación es de limitar los contactos a la burbuja familiar.

5.000 personas en la UCI

La alocución televisada de Emmanuel Macron, a la que seguirá la comparecencia, este jueves, del primer ministro, Jean Castex, ante la Asamblea Nacional, llega en un momento de gran inquietud por la pandemia, con más de 5.000 ciudadanos en las UCI y más del 90% de las camas de reanimación ocupadas por pacientes con covid-19. Una situación peor que la registrada en la segunda ola de otoño de 2020.

El presidente galo ha reconocido que la expansión de la variante británica ha dado brío a «una cuarta ola, con un virus más contagioso y también más mortífero que la segunda ola que afrontamos en otoño».

La pandemia ha causado ya más de 90.000 fallecimientos en el Estado francés que, desde mediados de marzo registra una media que ronda los 30.000 nuevos casos diarios.