Natxo Matxin

Roncaglia y Jony ya entrenan al mismo ritmo que el resto de sus compañeros

Osasuna ya dispone de dos efectivos más entre sus filas para encarar el duelo de este próximo domingo en el estadio de La Cerámica. Roncaglia y Jony han entrenado al mismo ritmo que sus compañeros en la primera sesión de la semana.

Tras lesionarse en enero y pasar por el quirófano, Roncaglia vuelve a estar disponible. (Jagoba MANTEROLA/FOKU)
Tras lesionarse en enero y pasar por el quirófano, Roncaglia vuelve a estar disponible. (Jagoba MANTEROLA/FOKU)

Solo Iñigo Pérez y Rubén Martínez ocupan ahora mismo la enfermería rojilla. Una situación poco habitual a lo largo de la presente temporada, que ha estado cargada de continuos contratiempos en forma de lesiones, cuando no ha sido como consecuencia del coronavirus.

Y es que otros dos futbolistas que también han estado convalecientes de manera reciente, Roncaglia y Jony, ya se encuentran a disposición del preparador osasunista, Jagoba Arrasate, después de que ambos hayan completado la sesión matinal al mismo ritmo que el resto de la plantilla.

El polivalente defensa argentino se rompió el recto anterior de su pierna derecha, con afectación tendinosa, a finales de enero durante la prórroga de la eliminatoria copera contra el Almería, lo que le obligó incluso a pasar por el quirófano.

Jony, por su parte, sufrió una rotura muscular de grado II en el cuádriceps izquierdo en el encuentro frente al Huesca, el tercer percance de este tipo que sufre el futbolista asturiano, quien solo ha completado un partido con la casaca rojilla, frente al Sevilla en el Pizjuán a principios de noviembre.

Todo lo contrario que Aridane, una pieza indiscutible en el esquema de Arrasate y que se ha ejercitado con menor carga de trabajo, algo que ya estaba programado, mientras que Iñigo Pérez y Rubén Martínez han continuado con sus respectivos procesos de recuperación.

De este modo, el míster vizcaino dispone prácticamente de todo su plantel, en un momento en el que el principal problema del equipo es su falta de gol, después de haber encadenado hasta tres envites consecutivos empatando a cero, que le permiten continuar a cierta distancia del descenso, pero no desembarazarse de manera definitiva de dicho fantasma.

Quitando Eibar y Getafe, Osasuna es el conjunto menos realizador de la categoría, si bien su fortaleza defensiva –hasta seis rivales por encima de él han encajado más dianas– le permite mantenerse a siete puntos de los puestos de la quema.

El Villarreal –quinto máximo realizador– será una buena piedra de toque para comprobar si se prolonga dicha solidez atrás, mientras que el regreso de Chimy Ávila puede ser el agitador necesario para que el cuadro navarro recupere su sintonía con el gol.