Iñaki  Iriondo

Los ertzainas heridos en las cargas de Tubacex, leves y con lesiones superficiales

Todos los ertzainas heridos en la carga del 23 de febrero contra los trabajadores de Tubacex tuvieron heridas leves y daños superficiales. Solo 2 de los 16 tuvieron que coger la baja laboral y no fue por golpes sino que se lesionaron.

Protesta ante planta de Tubacex en Laudio. (LAB AIARA)
Protesta ante planta de Tubacex en Laudio. (LAB AIARA)

El Departamento de Seguridad ha remitido al Parlamento el parte médico de los agentes de la Ertzaintza que resultaron heridos en la carga realizada el 23 de febrero contra los trabajadores de Tubacex. Son 16 partes que detallan que las heridas de todos ellos fueron leves y las lesiones superficiales. En 14 casos ni siquiera precisaron ser dados de baja laboral.

En la información remitida a la Cámara a petición del parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, en los dos casos en los que los agentes tuvieron que ser dados de baja, no consta la existencia de golpes ni de ningún tipo de agresión. En uno de los casos se recoge en el parte que «en incidentes se hace daño en dedos mano» y en el otro que «en incidentes dolor en hombro». Cabe señalar que en otros casos sí se precisa que los heridos recibieron golpes o le pisaron la mano.

El pasado 23 de febrero varias dotaciones de la Ertzaintza cargaron contra trabajadores de Tubacex que realizaban una sentada a la entrada de la empresa en Laudio para tratar de bloquear la entrada. Hubo tres detenidos y seis «identificados».

Valoración de Arzuaga

El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, que fue quien pidió los partes médicos al Departamento de Salud, ha apuntado en un primer lugar que «los trabajadores mostraron las contusiones por la carga policial en las fotos que colgaron en redes sociales. Denunciaron desproporción en la carga, además de provocaciones, actitudes chulescas, abuso de autoridad... por parte de la Ertzaintza». Pero critica que «rápidamente cambia el rumbo de la noticia, siendo los policías los contusionados, agredidos, lesionados...».

Según señala el parlamentario, «ahora se confirma que son partes estereotipados, con idénticos hechos, presentados en cascada y que además son lesiones que no presentan ninguna gravedad, ‘superficiales’ sin suponer baja laboral». Y añade Arzuaga que «diría que en algunos casos, como los derivados de ‘sobreesfuerzo’, más parece apuntar a la sobreactuación del agente que al presunto daño del que fue objeto».