Joseba Iturria

Imanol recupera a David Silva y Moyá y pierde a Igor Zubeldia por lesión para visitar al Huesca

El centrocampista canario y el portero balear han entrado en una convocatoria de 21 jugadores de la que se ha caído el azkoitiarra por unas molestias que arrastra desde hace dos meses. Carlos Fernández, Aihen y Merino también se perderán al menos los dos próximos partidos por sus problemas físicos.

Imanol, acompañado del entrenador de porteros Luis Llopis y su ayudante Mikel Labaka en Ipurua. (Gorka RUBIO/FOKU)
Imanol, acompañado del entrenador de porteros Luis Llopis y su ayudante Mikel Labaka en Ipurua. (Gorka RUBIO/FOKU)

La Real buscará este sábado su tercera victoria consecutiva en el campo del Huesca (18:30) con la vuelta de David Silva, que solo ha jugado la final de Copa desde que se lesionó en Granada el 14 de marzo, y Miguel Ángel Moyá a la convocatoria y la baja de última hora de Igor Zubeldia.

Según ha señalado la Real en el parte médico, «Igor Zubeldia presenta una miositis osificante en la parte distal, posterolateral, del muslo derecho, consecuencia de una contusión sufrida durante el partido contra el Manchester United el 18 de febrero. Aunque hasta ahora había podido, en este momento el dolor le impide entrenarse y competir con normalidad».

Imanol recupera a Aritz Elustondo para sustituirlo tras cumplir su sanción. Las otras dos novedades en la convocatoria han llegado con la presencia de David Silva y Miguel Ángel Moyá.

Antes del último entrenamiento, Imanol se ha mostrado prudente en su rueda de prensa con el canario: «Solo ha realizado una sesión con el equipo, con sensaciones buenas. Es un jugador diferente, pero viene de una lesión, quedan muchos partidos importantes y si no está bien no tomaremos riesgos. Lo normal es que entre en el convocatoria, pero lo que no vamos a hacer es precipitarnos».

El técnico oriotarra ha señalado que la evolución de Carlos Fernández va peor de lo esperado y que ni él ni Aihen podrán jugar ante el Huesca ni el viernes contra el Elche.

Más prudente aún se ha mostrado con la posibilidad de recuperar a Mikel Merino antes del final de temporada: «Lo veo difícil. Está haciendo todo lo posible para volver por lo menos para los dos últimos partidos, pero vamos a ser precavidos y cautos porque la lesión es seria y vamos a tomárnoslo con calma».

El objetivo, claro

Toda la temporada ha repetido que iba a esperar a cuando faltaran cinco jornadas para marcarse un objetivo y al llegar a ese momento ha señalado que «a la Champions no podemos optar y el descenso está lejos. Ahora está claro que a falta de cinco partidos el objetivo es la Europa League. Estamos en el primer puesto, hemos dado el cambio de ritmo, hemos sacado un par de metros a los rivales y a ver si mantenemos ese ritmo para conseguir victorias y lograr ese puesto de Europa League».

Ha añadido que «está clarísimo cual es el objetivo. Sería muy importante para mí como entrenador, para los jugadores y para el club entrar dos años seguidos en Europa League tras la temporada que hemos tenido. Ilusión y ambición no van a faltar, pero los rivales nos lo van a poner difícil. El Villarreal se hizo para jugar la Champions y está detrás nuestro, el Betis llega fresco porque ha jugado en Europa y el Granada no deja de competir».

El Huesca recibirá en puestos de descenso a la Real tras perder los tres últimos partidos sin marcar ningún gol ante Alavés (1-0), Atlético de Madrid (2-0) y Getafe (0-2). Imanol ha señalado sobre la marcha del equipo oscense que «los primeros partidos tuvieron un cambio de dinámica de resultados, pero sigo viendo al mismo Huesca combativo y difícil de ganar. Nos van a poner las cosas difíciles, no se van a rendir hasta el final».

Sobre la diferencia entre el Huesca que perdió en Anoeta (4-1) con Míchel como entrenador y el de Pacheta ha señalado que «ahora a nivel defensivo es más trabajador y más agresivo. Al principio iba a por los rivales, ahora se junta más. Con Míchel intentaba jugar desde atrás, más abiertos, muy expuestos. Pacheta les ha dotado de un punto de agresividad y de competitividad que necesitan los equipos para competir en la élite».

Contento con el número de faltas

Algo que ha conseguido Imanol en la Real, hasta el punto de que es el tercer equipo que más faltas comete de Primera. «Me gusta, era algo que nos faltaba, ese punto de agresividad, de morder. Nos ha dado un plus a nivel defensivo, era un punto a mejorar. Lo hemos hecho y estoy muy contento de que también sepamos afrontar partidos diferentes».

El técnico oriotarra ha dejado claro que, como en Eibar, «los dos equipos nos jugamos lo mismo. Para nosotros es importantísimo entrar en Europa League. De aquí al final no hay un equipo que no se juega nada. Si no son los que pelean por el título, los que lo hacemos por Europa o los que quieren evitar el descenso. Todos nos jugamos cosas importantes».

Preguntado por su opinión sobre la vuelta de público a los campos, Imanol ha señalado que «en la situación que está Gipuzkoa hay que ser muy precavidos. Estamos a niveles máximos y hay que tener los pies en el suelo y tirar de sentido común. No sería un buen  momento para abrir las puertas. Es lo que más queremos, pero viendo la situación, lo mejor para todos es esperar».