Morton, el primero en llegar a París en su Tour alternativo sin apoyos

El profesional del Education First acabó ayer de madrugada los 5.510 kilómetros que ha recorrido en 18 días al completar el trazado dela prueba, incluidos traslados, sin asistencia. Ha pernoctado en un saco de dormir al aire libre y ha recaudado más de 415.000 euros.

Lachlan Morton, acompañado del corredor del DSM Chris Hamilton, a su paso por Andorra en sandalias. (Valentine Chapuis / AFP)
Lachlan Morton, acompañado del corredor del DSM Chris Hamilton, a su paso por Andorra en sandalias. (Valentine Chapuis / AFP)

El corredor australiano del Education First Lachlan Morton llegó ayer a las 5:30 de la madrugada a los Campos Elíseos de París tras finalizar su Tour alternativo que consistía en completar en bicicleta todo el trazado de esta edición de la carrera francesa, incluidos los traslados, sin ningún tipo de asistencia.

Morton ha cubierto en 18 días 5.510 kilómetros, los 3.414,4 de las 21 etapas del Tour y otros 2.100 para enlazar en bicicleta todas las llegadas con las salidas. Su equipo comunicó ayer que ha sumado 65.500 metros de desnivel positivo en 220 horas de pedaleo, con una media de doce diarias, en las que ha llegado a pedalear con sandalias para dar un respiro a sus pies.

El corredor del Education First ha llevado en su bicicleta todos los elementos necesarios para cubrir su objetivo sin asistencia externa. Ha dormido todas las noches en un saco de dormir al aire libre, ha cocinado en un pequeño hornillo de gas y se ha limitado a comprar los alimentos en los lugares en los que paraba para avituallarse.

La iniciativa de Lachlan Morton ha tenido un fin solidario y Education First comunicaba ayer que ya ha recaudado 356.447 libras, 417.000 euros, para el World Bicycle Relief, que quiere ayudar con bicicletas a los más necesitados en África para que puedan desplazarse.

A pesar de no disputar el Tour, Morton ha tenido más presencia en los medios estas semanas que buena parte de los participantes en la prueba porque tanto el equipo como él le han dado mucha importancia a su iniciativa a través de las redes sociales. Australiano de 29 años, ganó el Tour de Utah y el Tour de Gila en 2018 en los dos años en los que estuvo en el Jolly Belly después de correr en el World Tour con el Garmin (2013-14) y antes de volver a la máxima categoría con el Dimension Data (2017-18) y Education First (2019-21).

Ha corrido una Vuelta en 2017 y un Giro en 2020, pero su mayor notoriedad la ha conseguido por su afán aventurero. Estableció el año pasado un récord en el Everesting Challenge al completar el ascenso de 8.848 metros de desnivel en siete horas, 32 minutos y 54 segundos. Su equipo le anima a participar en pruebas de aventura y también finalizó cuarto en la Dirty Kanza de 2019, tercero en el Leadville 100 de mountain bike y ganó una prueba en una modalidad que compagina orientación, ciclismo y trekking. Junto con su hermano Augus Morton, han realizado una serie de documentales de aventuras en bicicleta titulados Thereabouts.

Una mentalidad diferente

En una entrevista a AFP durante su Tour alternativo, Morton señalaba que «correr una gran vuelta supone mucha presión, con un plan de ataque concreto cada etapa. Me gusta eso, pero en pequeñas dosis. Prefiero mucho más lo que hago ahora».

El australiano del Education First añadía que en su recorrido «he pasado mucho tiempo con otros ciclistas y es enriquecedor. Es bonito encontrarte con gente que tiene una vida completamente diferente a la mía».

Reconocía la dureza de esta aventura. «Es difícil controlar todo. He cometido errores no comiendo lo suficiente. He dormido en un saco de dormir empapado, pero esto es lo que hace todo especial. Cuando llega la noche y estoy cansado, pienso en lo que haré al terminar esta aventura. Cambiar mi bicicleta de carreras por la de mountain bike. dormir en una verdadera cama y llevar ropa limpia, por este orden», declaró un corredor que salió de Brest una hora después de los participantes en el Tour y ha cubierto su objetivo cinco días antes de llegar ellos.