Manex Altuna

El cubano Julio César La Cruz se impone al grito de «Patria o muerte, ¡venceremos!»

El campeón olímpico en 2016 luchará por las medallas en el peso pesado tras derrotar a Emmanuel Reyes, otro boxeador de origen cubano que ha representando a España y ha protestado por la decisión de los jueces.

La Cruz levanta el brazo tras ganar el combate por decisión de los jueces. (Luis ROBAYO / AFP)
La Cruz de rojo se ha impuesto por decisión de los jueces. (Luis ROBAYO / AFP)

El morbo estaba servido en el combate de los cuartos de final en los pesos pesados de la categoría masculina. El cubano Julio César La Cruz, campeón olímpico en Río en los 81 kilos, se enfrentaba a Emmanuel Reyes, otro boxeador de origen cubano que acudía a los Juegos representando a España.

En el pasado, cuando Reyes vivía en Cuba, ambos púgiles se enfrentaron para decidir quién representaba a la isla en campeonatos internacionales y La Cruz se llevó el triunfo en varias ocasiones.

El duelo ha sido igualado y los jueces han dado la victoria por 4-1 a ‘La Sombra’, cuatro veces campeón mundial en semipesado. El púgil cubano no se ha mordido la lengua al acabar el combate y, alzando la mano, gritaba hacia las cámaras «Patria o vida no; Patria o muerte, ¡venceremos!».

Julio César La Cruz suele finalizar las peleas realizando un saludo militar en honor al fallecido líder de la Revolución cubana Fidel Castro y ha respondido de esa manera al lema de una canción creada para impulsar las protestas del último mes en la isla caribeña. En la próxima semifinal, el cubano se enfrentará al brasileño Abner Texeira.

Por su parte, Reyes se ha mostrado muy molesto con la derrota y aseguraba que la decisión de los jueces ha sido por «política». «Me siento ganador. Han llevado esto a un plano político cuando esto es deporte. Yo solo sé que gané y él lo sabe también. Mira cómo estoy, sin ningún rasguño», ha argumentado.