Cambio de escenario pero no de objetivo

El Sanse recibe a la Ponferradina en Ipurua reforzado tras reencontrarse con la victoria. Xabi Alonso recupera a Lobete, Djouahra y Valera pero pierde a Ayesa, Pokorny y González de Zarate.

Los donostiarras llegan a la cita reforzados tras su triunfo en Alcorcón. (Real Sociedad)
Los donostiarras llegan a la cita reforzados tras su triunfo en Alcorcón. (REAL SOCIEDAD)

Tan acostumbrado está el Sanse a los cambios que hasta el regreso a casa le supone una novedad. Con el cambio de césped en el Reale Arena y la imposibilidad de utilizar Zubieta por las exigencias de la Liga, mañana recibirá a la Ponferradina en Ipurua. Con movimientos también en el equipo porque Xabi Alonso recupera a Lobete, Djouahra y Romero, convocados por el primer equipo en las últimas jornadas, pero pierde a Ayesa y Pokorny, con compromisos internacionales, González de Zarate, que regresó lesionado de su convocatoria con la selección española sub21, y Roberto López, que se lesionó en Alcorcón.

Todo ello para recibir a una Ponferradina imparable en este arranque de Liga. Por lo menos en su campo, donde lo ha ganado casi todo, pero no tanto a domicilio. Curiosamente su único gol y su única victoria como visitante los celebró en Ipurua. No le da demasiada importancia Xabi Alonso a esa diferencia en el rendimiento de los bercianos. «He visto sus partidos fuera de casa y aunque hayan perdido han jugado bien, han estado metidos y dando un buen nivel», asegura el técnico, que considera a la Ponferradina un «muy buen equipo. He aprendido mucho viendo a la Ponferradina». Explica que «sus jugadores tienen muy claro cómo juegan. Bolo tiene las cosas muy claras y ha conseguido un equipo que hace las cosas como el quiere. Tiene jugadores muy buenos físicamente, que han aprendido muy bien cómo es esta categoría, que tienen claro lo que tienen, muy comprometidos con el bloque y que dominan todo tipo de fútbol».

Un rival «muy exigente», en definitiva, pero que se encontrará igualmente con un buen Sanse. Así lo cree Alonso, para el que, resultados al margen, su equipo ha demostrado que «sabe competir». Y que además llega al partido reforzado tras reencontrarse con la victoria en Santo Domingo. «Sobre todo nos ha reconfortado, nos ha confirmado que somos capaces de ganar. Porque la sensación de estar compitiendo y de estar cerca la teníamos pero el empujón con los tres puntos es otra historia. Por la clasificación y por nosotros mismos», asegura el técnico txuriurdin, aunque advierte que «lo que pasó en Alcorcón ya está olvidado. Ya no hablamos de ello sino de lo que viene el domingo, que va a ser muy potente». Y que el equipo va a encarar «queriendo que se desarrolle con la idea que tenemos, sabiendo que tenemos un buen rival. Hay que saber estar tranquilos y confiados en las diferentes fases del partido. Cuando tenemos el balón nos gusta pero hay fases en las que no lo tendremos tanto como nos gustaría y mantener la seguridad en lo que estamos haciendo en esos momentos en que no lo tenemos es clave».

A Jon Pérez Bolo, que viaja sin Amir y Ríos Reina y con las dudas de Yuri y Enrich, también le gusta el Sanse, del que destaca el «juego alegre, la velocidad y la calidad de los jugadores» y ante el que no cree que haya que hacer valer la experiencia «sino saber interpretar cada momento de partido».

SANSE
Once inicial: Zubiaurre; Romero, Blasco, Arambarri, Ezkurdia; Aldasoro, Martín, Olasagasti, Alkain; Karrikaburu y Lobete.
Bajas: Sola, Roberto López y González de Zarate, lesionados; y Ayesa y Pokorny, con compromisos internacionales.

PONFERRADINA
Once inicial: Lucho García; Paris, Pascanu, Copete, Pujol; Dani Ojeda, Erik Morán, Agus Medina, Naranjo; Zalazar y Espiau.
Bajas: Amir, convocado con Irán; y Ríos Reina, lesionado.

Árbitro: Quintero González (Comité Andaluz).
Estadio: Ipurua.
Hora: 14:00 (Movistar+LaLiga)